Garage Yas Llodio Laudio concesionario oficial Audi, Seat, Volswagen
Publicítate en Radio Llodio

sábado 15 de diciembre del 2018

Los desprendimientos en la zona de la cantera de Bitorika siguen preocupando

Actualizada abril 11th, 2018 a las 09:08
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

 El último se produjo el fin de semana de los días 10 y 11 de este mes . Pese a lo aparatoso de la caída de tierra y piedras, no se registraron daños materiales ni personales.

Al mismo tiempo que decretó el cierre del acceso a la cantera, el área de Medio Ambiente de la Diputación encargó un estudio geológico en el que se analizarán los riesgos y las medidas que sean necesarias para evitar futuros daños. La tierra cayó sobre un escalón de la propia cantera, que además en este tramo no tiene ningún uso. No es la primera ocasión en la que se producen sucesos de este tipo.

El último susto se produjo hace tres años, el 16 de febrero de 2015. En aquella ocasión, varias piedras de la zona de la cantera más cercana a Areta cayeron desde lo alto al parking inferior. Como consecuencia de aquel desprendimiento, hubo que cerrar el aparcamiento durante varios meses y buscar un estacionamiento alternativo en los Caminos Viejos. Las obras, que realizó la Diputación, consintieron en reforzar los sistemas de contención de la cantera para evitar que las piedras, en el caso de caer, alcanzaran la infraestructura.

Según informaba El Correo un “ informe foral que analiza los riesgos en la zona de la cantera de Bitorika, a raíz de la caída de material los días 10 y 11 de febrero, advierte de la necesidad de ejecución de obras de consolidación para evitar que se produzcan nuevos desprendimientos. El estudio señala que la actuación costaría 162.125 euros y que esta inversión debería correr a cargo del Ayuntamiento llodiano, propietario de los terrenos, sostienen fuentes del Departamento foral de Medio Ambiente.”

En esa misma información se apunta que “La Diputación propone construir allí una pista perimetral que permita acceder a la zona superior de la pared para eliminar las áreas inestables y proteger todo el perfil superior con una malla protectora que evite nuevos episodios. Otra de las actuaciones protectoras propuestas es la construcción de un caballón, una zona de tierras paralela a la carretera, de 140 metros de longitud para evitar que las piedras lleguen al vial. La barrera se ha dibujado entre el acceso a la cantera y el parking y las viviendas más cercanas en dirección a Llodio con el objetivo de «retener grandes bloques,También resulta imprescindible actuar en la plataforma superior, donde se acumulan entre 1800 y 2000 metros cúbicos de tierra y piedras desprendidas hace mes y medio, para reponer los cordones que dificultan la caída de bloques. El material caído, que habrá que picar para que sea más manejable, se podrá reutilizar en la obra. Además, el informe foral aconseja colocar una barrera dinámica de cuatro metros de altura y sesenta de longitud capaz de frenar el desprendimiento de piedras.”

 

Lo más leído
.