Garage Yas Llodio Laudio concesionario oficial Audi, Seat, Volswagen
Publicítate en Radio Llodio

lunes 20 de enero del 2020

Intxarkundia da una brillante salida a las fiestas de Laudio

Actualizada agosto 14th, 2018 a las 20:48
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

PREGÓN DE FIESTAS DE LAUDIO 2018

PRESENTACIÓN

NARRADORA 1: Alkate jauna, zinegotziak, Laudioko herritarrok, lagunok… Eskerrik asko. No cabe mayor satisfacción que la de ser valoradas y elegidas por tus vecinos para ser Pregoneras y dar inicio a las Fiestas de Laudio 2018.  Laudio es reconocido por muchas cosas, pero si hay algo que refuerza nuestra identidad como pueblo, nuestro sentimiento de pertenencia a esta sociedad es la riqueza de nuestra Cultura. Por tanto, gracias a todas y todos por reconocer no solo el trabajo de Itxarkundia Dantza Taldea desde hace 40 años en pro del mantenimiento de nuestras tradiciones, de la Euskal dantza, sino también por valorar la Cultura que hacemos, conservamos y compartimos todas las asociaciones culturales de Laudio. Vaya también para ellas este homenaje.

Este honor que nos habéis concedido nos ha permitido rememorar mil y una experiencias, recordar infinidad de momentos, algunos muy felices y otros no tanto, así como también añorar a todas aquellas personas que en todo este tiempo han pasado por Itxarkundia (un beso enorme para todas y todos)… En definitiva, para escribir este Pregón ha sido necesario hacer memoria y revivir nuestra historia, sin perder de vista lo que hemos sido, lo que somos y el futuro que queremos labrar y compartir con Laudio. Es una responsabilidad que asumimos con alegría y de la que esperamos seáis partícipes.

 La dantza forma parte de nuestras vidas, de nuestras fiestas y tradiciones. Y si no, que se lo digan al maestro José Arrúe, NUESTRO GRAN JOSÉ ARRÚE. Su mano calmada y precisa y su amor por nuestro Laudio, han plasmado infinidad de escenas en las que la dantza es elemento indispensable de la Fiesta. Como en este cuadro ambientado en Santa Lucía, en el que, sin ninguna duda, también tendrían cabida estos personajes que me acompañan. Eskerrik asko, José Arrúe, por la sensibilidad y cariño que siempre mostraste hacia nuestro pueblo y nuestras dantzas. Sirva también este pregón como humilde homenaje a tu persona y tu obra.

La misma sensibilidad y cariño para que sigamos disfrutando de nuestras dantzas y su música, y de la animación de la Fiesta. Eso siempre se nos ha dado bien.

Desde nuestros inicios, cuando Salutxu Etxebarria fundó Itxarkundia Dantza Taldea en 1978, seguro que no imaginaba lo que estaba creando. Hoy estará muy orgullosa de ese esfuerzo y de quienes continuamos perpetuando su legado. ¡Va por ti, Salutxu! ¡Va por todas y todos los dantzaris!

COMENZAMOS

NARRADORA 2: ¡Ay, Salutxu, Salutxu! ¡Si pudieras vernos hoy…! ¡Que somos Pregoneras! ¡Que nos toca llamar a todos a la Fiesta!

NARRADORA 3: Bueno, siendo un grupo de dantzas, eso no será complicado, que Dantza y Fiesta van de la mano. ¿O bailar no es para ti una fiesta?

NARRADORA 2: ¡Por supuesto que es una fiesta! Es una fiesta bailar y ver cómo disfrutan los que lo están viendo. ¡Si se les van los pies! Más de una y de uno se arrancaría a bailar con nosotras.

NARRADORA 4: Yo llevo menos tiempo y siempre os he oído hablar de Salutuxu Etxebarria, pero no sé su historia. ¿Quién es?

NARRADORA 3: Pues mira, gracias a ella estamos aquí, es quien fundó Itxarkundia. Salutxu era de Baranbio, pero en 1937, en plena Guerra Civil cuando sólo tenía 13 años, se tuvo que marchar al exilio junto con otros niños. En primer lugar, a la Colonia Infantil para niños refugiados en Pedralbes (Cataluña). Allí y como sabía bailar, le tocó enseñar a las niñas y niños que estaban allí con ella. ¡Si es que ya llevaba la dantza en la sangre!

Al año siguiente la cosa de la guerra se puso fea, y junto con su familia tuvo que marchar a Francia, a Las Landas. Y, por supuesto allí, siguió bailando: se unió al grupo de dantzas de la localidad de Josse, “Petits Danseurs de Josse”. Con ellos anduvo por toda Francia e incluso en Reims le nombraron “Reina de la danza de la República”.

NARRADORA 4: ¡Jope! la de Baranbio! Está claro que por donde pasaba dejaba huella.

NARRADORA  3: ¡Y tanto! Y siendo exiliada, más. Ten en cuenta que estaba muy lejos de su casa y de las tradiciones que había aprendido, así que se las llevó consigo y las disfrutaba a la mínima oportunidad cuando se juntaba con las diferentes colonias de vascos refugiados en Francia para no perder el vínculo con la Cultura vasca.

Una de esas colonias con las que empezó a mantener un contacto habitual estaba en Cambo-les-Bains, en Lapurdi. Allí había gente muy importante. Estaba el escultor Jesús Echevarria, que también era de Baranbio… Y estaba también José Tomás Uruñuela, un importante compositor Gasteiztarra que a finales de los años 20 también vivió en Baranbio donde antes de la Guerra Civil enseñaba a tocar el txistu y organizó un grupo de danzas.

NARRADORA 4: Vamos, que Baranbio estaba lleno de artistas y se tuvieron que marchar todos.

NARRADORA 3: Algo así. ¿Y sabes aquello de que “el mundo es un pañuelo”, y te encuentras con los vecinos donde menos te lo esperas?… Pues eso le pasó a Salutxu allí, en Cambo-les Bains.

En ese entorno en el que las tradiciones y la cultura eran el nexo común para aquellos jóvenes exiliados vascos, Salutxu crea y organiza un grupo de folklore vasco al que llamó ITXARKUNDIA DANTZA TALDEA.

Se abrían nuevos tiempos, tiempos de esperanza, de despertar, que es lo que significa Itxarkundia: TIEMPO DE DESPERTAR, así que, qué mejor nombre. Y Uruñuela, el músico, que ya había compuesto muchas partituras, comenzó en Francia a escribir obras mucho más vinculadas con la danza y la coreografía. Gracias a eso, y a la amistad y colaboración entre Salutxu y Uruñuela, hoy podemos seguir disfrutando de su influencia en varias dantzas de Itxarkundia.

Fue una especie “yo escribo, tú bailas”. ¡Y mira si bailaron que a día de hoy aquí seguimos!

¿Pero a que no sabías que entonces había dantzas que no podían bailar las chicas?

NARRADORA 4: Pero, ¡qué me dices! Menos mal que los tiempos han cambiado que si no…., hoy me dicen eso y les monto una manifa a lo 8 de marzo que alucinan…

NARRADORA 3: Eran otros tiempos, otras costumbres, pero estar en el exilio les llevaba a romper con muchas cosas, a luchar contra las injusticias, y que las chicas no pudieran participar en algunas dantzas era lo habitual.

Por ejemplo, el Aurresku. Las chicas no podían bailarlo, pero Salutxu y Uruñuela dijeron que ni hablar, que eso había que cambiarlo. Y Uruñuela se puso manos a la obra.

¿Sabes qué es eso? Pues esa es la adaptación que hizo Uruñuela de los pasos del Aurresku para ser bailado por las chicas de Itxarkundia. ¡¡¡¡Es NUESTRO Aurresku!!!!

En principio es como todos los Aurreskus, con sus 4 tiempos. Pero el nuestro, además de ser el primero adaptado para que lo bailen chicas, tiene otra particularidad que lo hace único, diferente al resto: en el primer tiempo, en el Desafío, hay una parte que no bailamos, y no sabemos por qué lo hizo así Uruñuela. Puede ser que se le olvidara. O quizá, por ser la música muy repetitiva, el compositor la recortó, no vaya a ser que se me aburran las chicas… Pero, ¿ves?, nos hace ser diferentes.

NARRADORA 1: Años después, en 1953, es cuando la buena de Salutxu puede volver con su familia a Baranbio. Después de casarse vino a vivir a Laudio. Salutxu se había traído de Francia todo lo aprendido, que no era poco. Y ya sabes el dicho de que la cabra siempre tira al monte, así que funda un nuevo grupo de dantzas en Laudio. ¿Sabes cómo lo llama?….. ¡Eso es…! ITXARKUNDIA DANTZA TALDEA, en recuerdo de aquel primer grupo creado años atrás en Iparralde.

NARRADORA 5: ¿Y eso cuándo fue?

NARRADORA 1: En 1978.

NARRADORA 5: ¡Ah, sí! Y me ha contado ama que al año siguiente entró como alumna una niña de 8 años que se llamaba Aitziber. ¡Qué mona! Es nuestra Aitziber, ¿verdad?

NARRADORA 1: Sí. Es que su aita, Alberto Temprano, fue una parte activa muy importante junto a Salutxu para la creación y asentamiento del grupo en Laudio. Y ella estuvo ahí, con su aita, desde el principio.

NARRADORA 5: Claro, así que Atziber baila en Itxarkundia y ayuda a Salutxu… Vamos, que se lo aprende todo, todo, todo. Se lo aprende tanto, que luego pasó a ser ella la andereño de Itxarkundia cuando Salutxu ya era mayor, ¿no?

NARRADORA 1: Eso es. Itxarkundia conserva lo aprendido con Salutxu y consigue no sólo que la tradición se mantenga, sino que siga creciendo con la incorporación de nuevas niñas y niños como tú.

NARRADOR 5: ¿Tú, nos has visto bailar? Somos una pasada. ¿Quieres vernos? Vas a ver qué chulada…

NARRADORA 4: Además éstos ahora son como una esponja. ¡Qué envidia! Se lo aprenden todo en los ensayos, allí, en la Kultur Etxea… Aunque se nos queda pequeño el sitio…

NARRADORA 2: ¡Calla! Esa es otra que tú no sabes. Porque hay que ver qué historia llevamos con los locales de ensayos en estos 40 años… Atenta, que no tiene desperdicio…

Primer Local: en el patio del antiguo colegio de Las Monjas, en la Herriko Plaza, donde ahora está la carpa de la Plaza Aldai…

NARRADORA 3: Se quemó.

NARRADORA  2: Segundo local: En el antiguo batzoki del PNV, el que estaba en la calle Nervión, junto al río…

NARRADORA 3: Se inundó.

NARRADORA 2: Tercer local: El batzoki se fue a Alberto Acero, y en ese edificio nos dejaron continuar con los ensayos.

NARRADORA 3: Si, y al poco tiempo, el PNV se escindió.

NARRADORA 2: Cuarto local: En el Alkartetxe, en la calle Zubiko Kurajo, y allí…

NARRADORA 3: Mira, allí no nos pasó nada. No sé, se me hace raro…

NARRADORA 2: Quinto local: Nos dejaron ir a lo que era la Casa de la Música, junto al frontón, lo que hoy llaman la Casa del Hortelano. ¡Vaya teatro más chulo tenía allí el Marqués! Y allí ensayábamos nosotras. Pero un día nos dijeron que amenazaba ruina.

NARRADORA 3: Se desalojó.

NARRADORA 4: Vamos, que por pertenecer al grupo había plus de peligrosidad, ¿eeehhh?… Que es broma…. ¡Sigue, sigue!

NARRADORA 2: Sexto local: Nos ubicaron en un local del mismo edificio, justo en frente de la entrada al Euskaltegi municipal. No era muy grande, y las condiciones eran peores, pero allí estábamos… Claro, que, estando en el mismo edificio, llegó un momento en que también amenazaba ruina, así que…

NARRADORA 3: También se desalojó.

NARRADORA 2: Séptimo local: El actual, en la Kultur Etxea, en el Parque de Lamuza.

NARRADORA 3: Bueno, de momento, ahí no hemos roto nada… Todavía… ¿Qué pasará?

NARRADORA 2: De momento nada, salvo que se nos queda pequeño. Y ahora que se ha rehabilitado la Casa de la Música o Casa del Hortelano…

Alkate jauna…, prometemos no quemar, inundar, escindir o llevar a la ruina este edificio que tan bien ha sido restaurado. Permítanos volver a él para hacer un buen uso del mismo. Eskerrik asko.

NARRADORA 4: Y en estos 40 años, habréis bailado en muchos sitios, ¿no?

NARRADORA 2: Sí, claro. Principalmente en Laudio, en carnaval, en barrios, en jaiak, Dantza Plazas; y en los pueblos de alrededor, pero también fuera de aquí: en Andoain, en Azkuna Zentroa de Bilbao, en el BEC… Y algunas integrantes de Itxarkundia han participado junto a la Coral Santa Lucía en algunos de sus viajes. Mira, acompañándoles en algunas canciones hemos podido bailar en Asturias, Portugal, Rusia, Francia, Italia, Inglaterra, e incluso en el Palau de la Música y la Sagrada Familia en Barcelona.

NARRADORA 3: Jo, buena fue la de San Blas…

NARRADORA 2: También estamos muy orgullosas de haber tomado parte desde el principio en la organización del DANTZARI EGUNA que bailamos en diferentes pueblos, Amurrio, Balmaseda, Güeñes, Karranza, Orozko, Zalla, y la verdad es que es un aliciente para los dantzaris.

NARRADOR 3: Acuérdate de lo de San Blas…

NARRADORA 2: Me acuerdo de una, la que fuimos con Salutxu a bailar al primer HERRI HURRATS que se organizó. Tuvimos que ir sin txistulari, con la música grabada en un cassette. Total, que había tanto ruido que no se oía nada, así que Salutxu recogió todo y a disfrutar del día. Nos volvimos sin bailar.

NARRADORA 3: No te olvides de San Blas…

NARRADORA 4: ¡Ole Salutxu!

NARRADORA 2: Ahora que dices “Ole Salutxu”, me acuerdo también de haber bailado delante de las Manolas en San Rokes, el Día de la Becerrada. ¡Qué calor a las 6 de la tarde, con los trajes de fieltro!

NARRADORA 3: Cuéntale lo de San Blas…

NARRADORA 4: ¿Y en San Blas os pasó algo?

NARRADORA 2: Sí… No recuerdo qué año fue…

NARRADORA 3: En los 90.

NARRADORA 2: No sé si fue en Zumalakarregi…

NARRADORA 3: En la Herriko Plaza.

NARRADORA 2: Eso es. Y entonces va el alcalde…

NARRADORA 3: ¡El cura! ¡¡Fue el cura, Ciriaco!! Bendijo los cordones de San Blas y al cerdo, ya abierto en canal en la plaza, como era muy temprano y no había gente en la calle, total, que Itziar Álava, que tenía que bailar el Aurresku, se encontró sola en la Plaza. Pero sola, sola, sola. Y ya puestos y como buena dantzari responsable que es, le bailó el Aurresku al cerdo. Eso era lo de San Blas. ¡Para la próxima, estudiado!

NARRADORA 4: Y en todo este tiempo habremos contado con la participación de mucha gente, claro…

NARRADORA 2: Sí, por supuesto. Hay que dar las gracias a mucha gente, porque sin su colaboración y ayuda esto habría sido y sería mucho más difícil.

Primero, por supuesto, gracias a las y los dantzaris, que son nuestro escaparate, son quienes ponen en el escenario el trabajo hecho con toda su ilusión.

Y gracias a los txistularis que todos estos años con su música nos han acompañado en nuestras dantzas. Eskerrik asko.

NARRADORA 3: También son muy importantes nuestras familias y amigos, que han sabido comprender y compartir lo importante que es la danza para nosotras.

NARRADORA 2: Luego ¡cómo no! Están el resto de asociaciones culturales de Laudio. Al igual que Itxarkundia, todas ellas saben lo difícil e importante que es pelear por la Cultura, por mantener nuestras tradiciones y el esfuerzo que cuesta el darlas a conocer, dentro y fuera de Laudio. Seguro que ahora se me olvida alguna (que me disculpe), pero hemos compartido muchas cosas con Untzueta Dantza Taldea, los Arlotes, Eskolania ArteOn, la Agrupación Musical San Roque, los Centros Regionales o la Coral Santa Lucía. También a ellos les tenemos que dar las gracias y queremos compartir con ellos este honor de ser pregoneras de las fiestas en este año.

NARRADORA 3: Y los comercios de Laudio. Los cuales de modo altruista y desinteresado han colaborado y se han volcado en ayudarnos para poder organizar este 40 Aniversario.

NARRADORA 2: Y las instituciones en general, y a nuestro Ayuntamiento en particular.

NARRADORA 1: Gracias por escuchar y atender nuestras peticiones. No dejéis de apostar por la Cultura, nunca defrauda. Siempre da beneficios, porque como dijo aquél: (Julio Cortázar)

“La cultura es el ejercicio profundo de la identidad”.

Cultura, Cultura y más Cultura para seguir enriqueciendo nuestra identidad y valores como pueblo.

En definitiva, gracias a todas y todos los Laudioarras por habernos brindado este honor.

Ahora toca disfrutar de unas Fiestas en paz y armonía, con respeto. Donde los forasteros se sientan en su casa. Unas Fiestas en las que poder olvidarnos de los momentos menos agradables y gozar de cada acto, gozar de nuestro querido Laudio.

Y bailad, no dejéis de bailar, que el baile es alegría y diversión. ¡Y empezamos ya, sin esperar más! ¡Venga, todo el público a bailar con Itxarkundia este Fandango – Arin Arin! ¡Que ya estamos de Fiesta!

¡¡GORA SAN ROKE!!

Lo más leído
.