Garage Yas Llodio Laudio concesionario oficial Audi, Seat, Volswagen

miércoles 17 de julio del 2019

Kukutxe valora de modo positivo la feria de San Blas

Actualizada febrero 8th, 2019 a las 14:38
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

Con motivo de su XXV aniversario, la asociación Kukutxe San Blas Feria Elkarte ha creído oportuno ofrecer al pueblo de Laudio y la comarca de Aiala en la que se asienta una visión que recoja en perspectiva los orígenes y la evolución de la misma, en definitiva los objetivos que se plantearon sus promotores.

NOTA DE PRENSA

En el propio programa anunciador se ofrecían las claves básicas de lo que hoy constituye una feria plenamente consolidada en el herrialde. Nos interesa recordar, de forma muy especial, que la iniciativa surge de tres baserritarras “auténticos” que observaban con preocupación que se estaba pasando de un Laudio rural a un pueblo industrializado en el que los niños creen que la leche viene de las tiendas en las que se comercializa. De esta forma se planteó institucionalizar una cita anual que evitara que cayeran en el olvido una serie de tradiciones, costumbres y cultura acumulada que habían marcado una parte importante de nuestra historia. Para dar forma al proyecto en sus aspectos puramente administrativos se creó la asociación Kukutxe San Blas Feria Elkartea aunque la esencia de la fiesta seguía y sigue centrada en el trabajo y entusiasmo de unos baserritarras cuyo legado han asumido con ilusión sus hijos y nietos.

Y el objetivo siempre ha estado muy claro: potenciar y promocionar lo que queda de la antigua cultura del baserri de Laudio, con prioridad absoluta de su presencia entre los puestos artesanales y de productos del caserío. Obligado citar en este aspecto el homenaje anual a una pareja que ha centrado la dedicación de su vida en el mantenimiento del baserri. Es importante aclarar que la asociación Kukutxe se creó sin ningún ánimo de lucro y que el “milagro” de que haya podido llegar hasta hoy se ha debido en gran parte gracias al trabajo desinteresado de docenas de voluntarios (ver última página del programa, en el que inevitablemente hay olvidos) que sintonizaron con la idea; también con la aportación en forma de cuñas publicitarias de comercios locales a los que estamos sumamente agradecidos, así como las aportaciones discretas, producto de la rifa del personaje central de la feria. Tampoco ha faltado una subvención del Ayuntamiento, que si bien no cubría el presupuesto (somos conscientes que la entidad tiene que distribuir con equidad recursos limitados) permitía entre unas y otras fuentes de ingresos cuadrar los números. Pero no siempre fue así y hubo años en los que el acontecimiento se saldó con pérdidas.

En la presente edición hemos podido disponer de una ayuda de la Diputación Foral, consciente de que el esfuerzo de llegar a la edición XXV lo merecía y que, como bien atinaba en su saludo el Diputado de Agricultura, “Araba es algo más que patatera”. El resumen que podemos hacer es positivo; hoy nuestra feria está considerada como una de las mejores de Araba. Como hemos comentado anteriormente, los comienzos fueron muy duros y había que promocionar la presencia de puestos; hoy, visto el éxito alcanzado, nos vemos obligados a practicar una selección forzada bajo el único criterio de priorizar la presencia de productores de Laudio y su comarca. En este contexto parece inevitable que surjan pequeños desajustes provocados por personas interesadas, que amparadas más en la letra que en el espíritu de la ley, tratan de aprovecharse del importante capital acumulado al patrimonio histórico y social por tanta gente (instituciones incluidas) de forma absolutamente desinteresada, pero ello no puede empañar un futuro en el que caminamos con ilusión hacia otro hito: sus bodas de oro.

Lo más leído
.