domingo 17 de octubre del 2021

La Diputación Foral de Álava comienza a tejer con municipios del territorio la red de vecindarios compasivos para la atención a las personas al final de la vida

Actualizada julio 21st, 2020 a las 08:10
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

El diputado  foral  de  Políticas  Sociales, Emilio Sola, ha mantenido un encuentro con las y los primeros ediles de  tres municipios  alaveses,  con  el  fin  de  comenzar  a  tejer  la  red  de  vecindarios compasivos en las localidades del territorio para el acompañamiento a las personas en situación de final de la vida, cuidados paliativos y duelo.

Con  el  encuentro  celebrado en  la  Diputación  Foral  de  Álava,  y  tras  la situación generada por la pandemia de la covid-19, se retoman los pasos iniciados hace un año para la puesta en marcha del proyecto ‘Araba Vecindario Compasivo’, en la que se ha involucrado a agentes y entidades sociales de toda Euskadi que ya están trabajando en este ámbito en varias localidades vascas.

El  encuentro,  promovido  por  el  Departamento  de  Políticas  Sociales  de  la Diputación  Foral pretende  constituir,  en  primer  lugar,  una  red  en  Álava  y extenderla  a  toda  Euskadi  en  colaboración  con  el  Gobierno  Vasco. A la  reunión, han  asistido  Ander  Añibarro,  alcalde  de  Laudio,  Josune  Irabien,  alcaldesa  de Amurrio,  y  Ernesto  Sáinz  Lanchares,  primer  edil  de  Agurain,  los  tres  municipios con más población de Álava tras Vitoria-Gasteiz.

“Ahora más que nunca es un momento óptimo para comenzar a tejer la red de   acompañamiento   de   abajo   arriba,   desde   el vecindario   y   la   ciudadanía comprometidos  con  el  prójimo”,  ha  afirmado  Emilio  Sola,  en  referencia  a  la situación creada por la pandemia de la covid-19. El diputado foral ha recalcado que el  término  compasión “debe  entenderse  como  ayuda  entre  iguales, solidaridad para  con  el  prójimo,  y  no  como  intervención  guiada  por  la  pena,  la  lástima  o  la caridad”.

Y es que este proyecto de vecindarios compasivos pretende crear dinámicas de  cambio  social  y  cultural,  con  el  objetivo  de  involucrar  a  la  sociedad  para  que participe  activamente  en  el  proceso  final  de  vida  ofreciendo apoyo, consuelo y cariño, desde la solidaridad y el trabajo en auzolan de la comunidad y de vecinos y vecinas, y conseguir que nadie muera en soledad. Esta iniciativa para el fomento del acompañamiento a las personas en el final de la vida por parte de las comunidades se enmarca dentro del eje de actuación del programa de gobierno de la Diputación Foral de Álava, que se propone “procurar un desarrollo  humano  que  garantice  la  cohesión  social  a  través  de  políticas sociales, con especial atención al envejecimiento”.

Lo más leído
.