Saturday 13 de August del 2022

El teletrabajo será voluntario, reversible y la empresa compensará gastos

Actualizada septiembre 24th, 2020 a las 13:35
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

El texto, fruto de extensas negociaciones, no se aplicará al trabajo a distancia desplegado con motivo del covid-19 a excepción del tema de los medios necesarios.

Así, se obliga a las empresas a dotar de medios, equipos y herramientas, así como a su mantenimiento y deja a la negociación colectiva, sin establecer en este caso obligación, compensar o no los gastos y cómo hacerlo.

Será voluntario y reversible

El texto recoge la voluntariedad del teletrabajo, tanto para la empresa como los trabajadores: no se puede imponer. Requerirá la firma de un acuerdo por escrito, que podrá formar parte del contrato inicial o realizarse en un momento posterior, sin que esta modalidad pueda ser impuesta. Según lo avanzado, el teletrabajo será reversible –se puede volver a la oficina– y la regulación se aplicará cuando el 30% de la jornada –dos días a la semana o el porcentaje proporcional equivalente en función de la duración del contrato– se trabaje en remoto en un periodo de referencia de tres meses.

Pago de los gastos del trabajador

Se ha acordado que las empresas deberán “dotar de las herramientas, medios, equipo y materiales fungibles” necesarios para desarrollar el trabajo a distancia, como los ordenadores. Sobre el resto de gastos, se tratarán a través de la negociación colectiva, se apunta en una disposición transitoria.

En definitiva, el empleado tiene derecho a que se le abonen los gastos por los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo del trabajo. En todo caso, en los próximos tres meses se deberán concretar por escrito las condiciones individuales entre los asalariados que están trabajando a distancia y la empresa.

 Flexibilidad horaria

Se pueden fijar unos tiempos de disponibilidad obligatoria. En otras palabras, hay flexibilidad horaria ―de acuerdo con lo establecido en el acuerdo de teletrabajo y la negociación colectiva, y siempre y cuando se respete la normativa sobre tiempo de trabajo y descanso―, pero a la vez empresario y trabajadores pueden negociar si en determinadas franjas horarias el empleado tiene que garantizar su disponibilidad.

También se mantiene el sistema de registro horario, que deberá incluir el momento de inicio y finalización de la jornada y de los tramos de actividad.

Voluntario

El trabajo en remoto es voluntario tanto para el empleado como para la empresa. También es reversible para ambos, y este derecho se tiene que ejercer en función de lo que fije la negociación colectiva o el acuerdo firmado entre empresarios y plantilla.

También se prevé que será voluntaria ―para ambas partes― la modificación del porcentaje de presencialidad, que tendrá que llevarse a cabo de acuerdo con lo establecido en el convenio colectivo o el acuerdo de empresa. Asimismo, a través de estos canales se pueden fijar los criterios y modalidades para pasar al trabajo en remoto o viceversa.

Controlar al trabajador

La empresa podrá adoptar las medidas que considere “más oportunas de vigilancia y control” para garantizar que los empleados cumplan con su trabajo, incluso a través de medios telemáticos, pero siempre en el respeto de la dignidad e intimidad del trabajador.

También se establece que la empresa no podrá exigir que el trabajador instale programas o aplicaciones en dispositivos de su propiedad.

Mismos derechos

La futura ley también determina que quien teletrabaje tendrá los mismos derechos que si desarrollara la actividad de forma presencial. Por ello, el texto señala que estos empleados no puedan sufrir perjuicios ni en términos de retribución, ni de permanencia en el puesto, tiempo de trabajo, formación o promoción profesional. Asimismo, el borrador les reconoce los mismos derechos en temas de conciliación y corresponsabilidad.

Lo más leído
.