Saturday 13 de August del 2022

Blanca de la Peña marca la creación del Consorcio de Movilidad de Álava como gran reto de legislatura

Actualizada octubre 19th, 2020 a las 10:15
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

La diputada foral de Infraestructuras Viarias y Movilidad, Blanca de la Peña, ha marcado hoy la creación del Consorcio de Movilidad de Álava como uno de los grandes retos de la legislatura para disponer de instrumentos eficaces de cara a bonificar el precio del billete a los viajeros/as frecuentes y avanzar en la interoperabilidad.

De la Peña se ha comprometido a seguir mejorando el transporte foral y ha destacado el incremento del 74% que registra la demanda desde la recuperación el pasado mes de junio del 100% de los servicios. Asimismo, y en materia de infraestructuras viarias, ha asegurado que la prioridad seguirá siendo avanzar en seguridad a través del refuerzo de la inversión en conservación y mantenimiento, y el impulso de nuevos proyectos integrales para modernizar la Red Foral de Carreteras como, por ejemplo, el desdoblamiento de la carretera N-124 entre Armiñón y Berantevilla.

Unas políticas que estarán sustentadas en dos ejes: el impulso de la movilidad sostenible y saludable mediante la mejora continua del transporte público foral y la mejora de la seguridad de las carreteras alavesas a través de un correcto mantenimiento y conservación, y su modernización. La diputada foral ha defendido el carácter de “servicio público esencial” del transporte foral a la hora de satisfacer las necesidades de movilidad de la ciudadanía alavesa y avanzar en la movilidad sostenible y saludable en Álava, y ha valorado el trabajo realizado durante los últimos años para modernizar y mejorar las líneas de Alavabus y el Transporte Comarcal.

La cifra de personas usuarias de líneas de Alavabus ha crecido un 74% desde que recuperamos en junio el 100% de los servicios y trabajan hoy con un nivel de demanda del 75% respecto a los datos de 2019, ratio superior al registrado en la mayoría de los servicios de transporte público”, ha destacado. Para De la Peña alavesas y alaveses “están respondiendo así de forma positiva a la decisión de recuperar el 100% de los servicios de Alavabus.

También están apreciando y respondiendo a las medidas de seguridad implantadas: obligatoriedad del uso de mascarilla, pago preferente mediante tarjeta BAT, refuerzo de limpieza, desinfección y ventilación, medidas que están presentes también en el Transporte Comarcal que sirve a las alavesas y alaveses que residen en nuestros pequeños núcleos rurales”. Los datos son todavía mejores en este servicio, ya que el número de personas viajeras se mantiene e incluso supera durante los últimos meses los registrados en 2019.

Mejora continua

La diputada foral ha asumido el reto de seguir avanzando aplicando una estrategia de “mejora continua” a través de la culminación del Plan Director de Movilidad de Álava, la digitalización del transporte foral, el fomento de la intermodalidad autobús/bicicleta para hacer más sencillo combinar las líneas forales de Alavabus para desplazamientos interurbanos y la bicicleta para la movilidad urbana, y la creación del Consorcio de Movilidad de Álava a partir de la actual Autoridad de Movilidad de Álava. La creación de este organismo es clave, ha explicado, para reforzar la coordinación entre los operadores de transporte del Territorio (Gobierno Vasco, Diputación Foral y Ayuntamiento de VitoriaGasteiz), avanzar en la interoperabilidad de las tarjetas BAT, BARIK y MUGI y bonificar a los usuarios/as habituales. “Bonificaciones para que, por ejemplo, las alavesas y alaveses que utilizan diariamente el Transporte Comarcal y Alavabus para llegar a Vitoria-Gasteiz y luego se mueven por la ciudad mediante el tranvía o Tuvisa tengan bonificaciones en el precio del billete”.

“Tengo claro que tiene que ser la legislatura del Consorcio de Movilidad de Álava y, de hecho, una de mis primeras reuniones tras asumir el cargo ha sido con el Departamento de Transportes del Gobierno Vasco para, entre otras cosas, impulsar y avanzar en este proyecto”, ha añadido. Por otra parte, en el área de Infraestructuras Viarias, ha fijado como prioridad “la seguridad de la Red Foral de Carreteras. Hago mío el compromiso de mi antecesor Javier Hurtado con la convicción de que invertir en seguridad es invertir en vidas humanas y, por esta razón, debe ser nuestro primer objetivo.

Tenemos tres instrumentos principales para avanzar en ese camino y el primer es destinar más recursos a la conservación de las carreteras con la previsión de duplicar a lo largo de la legislatura el presupuesto medio destinado durante los últimos años a la renovación y refuerzo de firmes”. “Hemos dado un primer paso este año con una inversión en renovación de firmes de 2 millones de euros, un 33% más que en los últimos ejercicios”, ha señalado. El segundo instrumento para mejorar la seguridad, ha expuesto, consiste en la intervención en los tramos de concentración de accidentes y la modernización de la red a través de soluciones integrales. “Estamos hablando del diseño y ejecución de proyectos cuya priorización y planificación temporal recoge el Plan Integral de Carreteras de Álava.

Estamos finalizando el proyecto de la N-240 en el entorno de Legutio para eliminar curvas peligrosas y cambios de rasante, y ofrecer un acceso seguro a Elosu. La nueva carretera se abrirá al tráfico antes de que finalice este año”. “Y atravesamos el ecuador de las obras para mejorar la A-625 entre los polígonos de Amurrio y el límite provincial con Bizkaia para suprimir curvas peligrosas y cambios de rasante, y dar acceso seguro a localidades y zonas industriales, con fecha de finalización prevista para finales del próximo año 2021. Hablamos de dos proyectos muy importantes para las Cuadrillas de Gorbeialdea y Ayala, también para el conjunto de Álava, con una inversión total que alcanza casi los 28 millones de euros”, ha precisado.

A ellos hay que sumar el inicio hace una semana de las obras para adecuar y mejorar la seguridad de la transición entre la antigua autopista AP-1 y la A-1 en Armiñón. Se trata de una actuación de 350.000 euros que, si la lluvia y el frío lo permite, estará terminada a finales de año. La diputada foral ha asegurado que “estamos haciendo un esfuerzo muy importante por mantener la inversión en obra pública a pesar de la crisis del coronavirus y seguiremos haciéndolo, ya que la inversión pública es esencial para sostener la actividad económica y los empleos en el Territorio en estos momentos tan difíciles. El año que viene terminaremos las obras de A-625 e impulsaremos, en función de las disponibilidades presupuestarias, nuevos proyectos e intervenciones para modernizar la red, mejorar la seguridad en travesías y desarrollar el Plan de Acción contra el Ruido”. “Así, entre otros proyectos, quiero anunciar que durante esta legislatura vamos a licitar, adjudicar e iniciar las obras durante esta legislatura para desdoblar la N-124 entre Armiñón y Berantevilla, . Este proyecto completará el primer tramo desdoblado hace un año entre Berantevilla y Zambrana”, ha dicho. Finalmente, ha afirmado que la tercera vía para mejorar la seguridad en la Red Foral de Carreteras es la colaboración institucional: colaboración con el Gobierno de España para ampliar y mejorar las conexiones entre AP-1 y A-1, y eliminar los dos últimos pasos a nivel que quedan en las carreteras alavesas en Pobes y Manzanos; y colaboración también con el Gobierno Foral de Bizkaia para mejorar el cruce de Ubide, en la N-240, justo en el límite provincial. “Trabajaremos en estos proyectos para que puedan concretarse en los tres próximos años”.

Lo más leído
.