Wednesday 17 de August del 2022

Un busto de Blas Arratibel reconocerá a los ganadores del Certamen de Artesanía

Actualizada octubre 27th, 2020 a las 16:16
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

La trigésimo cuarta edición del Certamen Blas Arratibel incorporará como novedad la entrega a las personas ganadoras de un busto del histórico artesano alavés que da nombre al concurso que reconoce anualmente los mejores trabajos de artesanía de Euskadi y el Condado de Treviño.

La renovación del jurado calificador será otra de las novedades con la integración en el mismo de la responsable del Museo de Bellas Artes de Álava, Sara González, y el escultor Xabier Santxotena. La diputada foral de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo, Cristina González, y el director del área, Felipe García, han presentado hoy estas novedades en rueda de prensa y han explicado que estas iniciativas buscan “prestigiar” el certamen y “poner en valor la figura, la trayectoria vital y la obra de Blas Arratibel.

Queremos que las artesanas y artesanos ganadores se lleven, además del premio en metálico, un recuerdo especial del artesano nacido en Zalduondo”. El busto de Blas Arratibel será ese “recuerdo especial” que sustituirá al diploma que se venía entregando desde la primera edición a las personas galardonadas.

El Departamento de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo de la Diputación Foral de Álava ha trabajado así durante el último año en el diseño de la pieza en resina de alabastro a partir de distintas fotografías antiguas del artesano de Zalduondo. Blas Arratibel nació en 1906 en la localidad de Zalduondo y murió con 80 años.

Arratibel comenzó a trabajar como agricultor, defendió los derechos de los trabajadores del campo y sufrió en primera persona la represión franquista con su ingreso en prisión entre febrero de 1939 y abril de 1940 por su defensa de la República. A su salida de la cárcel dejó la agricultura, trabajó en la empresa siderúrgica y no fue hasta su jubilación cuando se introdujo de lleno en la artesanía. Comenzó convirtiendo unas piñas en cigüeñas, unos troncos en grandes rosarios, trabajó con la madera haciendo piezas muy originales, planchas, cascanueces, kaikus, kutxas, bastones con figuras humanas labradas e hizo una maqueta de su pueblo junto con un estudio de toponimia de la zona.

El día que falleció en su domicilio de Zalduondo, había estado por la mañana en Vitoria-Gasteiz, en el Seminario, preparando unas jornadas sobre fiestas populares y tradicionales. Desde entonces, este Certamen de Artesanía se mantiene en su honor, con un doble objetivo: reconocer institucional y socialmente el trabajo de artesanos y artesanas, y premiar las obras más sobresalientes de Álava y Euskadi.

Lo más leído
.