Thursday 11 de August del 2022

La Diputación Foral de Álava aprueba nuevas medidas fiscales de apoyo a las empresas, autónomos y rentas más bajas

Actualizada diciembre 1st, 2020 a las 11:53
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

El Consejo de Gobierno alavés ha dado luz verde también a medidas específicas para el territorio para el impulso a la transición energética y a la inversión en micros y pymes, así como de apoyo a la agricultura alavesa

El Consejo de Gobierno de la Diputación Foral de Álava ha aprobado el Decreto Normativo de Urgencia Fiscal que recoge un total de 24 medidas tributarias que buscan apoyar a las micro y pequeñas empresas, a autónomas y autónomos, y también a las personas con rentas más bajas del territorio. Tras su ratificación por las Juntas Generales de Álava, estas medidas se unirán a las aprobadas desde los primeros meses de la pandemia para apoyar a los sectores más afectados por las consecuencias económicas de esta crisis sanitaria.

Se trata de medidas fiscales que afectan, principalmente, a los impuestos del IRPF y Sociedades que prorrogan hasta 2021 las principales medidas excepcionales que se han aprobado en los últimos meses, y que también crean nuevas ventajas fiscales, adaptadas a la situación actual del tejido económico alavés.

Rentas más bajas

Así, tal y como había adelantado el diputado general de Álava, Ramiro González, se eleva de 12.000 a 14.000 euros el límite que fija la obligación de realizar la declaración de la renta. Además, con el mismo objetivo de favorecer a las rentas más bajas, se establece el límite de 20.000 euros, en los supuestos de más de un pagador, cuando la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes pagadores no supere en su conjunto la cantidad de 2.000 euros anuales. Apoyo a las y los autónomos

También para los ejercicios 2020 y 2021 se declaran exentas del pago de IRPF determinadas rentas correspondientes a ayudas extraordinarias otorgadas por las Administraciones públicas a las/os trabajadoras/es autónomas/os como consecuencia de la suspensión, paralización o grave afectación de su actividad a causa de la covid19. De esta manera, la Hacienda Foral alavesa complementa las ayudas otorgadas por otras Administraciones, como el Gobierno Vasco.

Asimismo, se suspende el último pago fraccionado de IRPF -correspondiente al cuarto trimestre de 2020- también para autónomos y autónomas. Esta medida tendrá un impacto económico estimado de 8 millones de euros en Álava. Son algunas de las medidas coordinadas con el resto de diputaciones vascas, entre las que destaca también la posibilidad de tributar sólo el 75% de la cantidad recuperada de las EPSV para las personas en situación de ERTE o ERE como consecuencia de la covid19.

Medidas específicas para Álava

En este contexto, la Diputación Foral de Álava ha añadido algunas medidas tributarias específicas para el territorio. Tal es el caso de las deducciones fiscales para la instalación de puntos de recarga de vehículos eléctricos, en apoyo a la transición energética y contra el cambio climático. Una iniciativa que Álava adoptó en el plan de recuperación económica PlanÁ y que ha decidido prorrogar para obras realizadas en el año 2021. Se prorroga también la deducción por obras de renovación de la vivienda habitual para el próximo año, para aquellas personas contribuyentes que no utilizaron esta deducción en 2020. Se trata de una deducción del 10% del coste de la renovación de la vivienda habitual (con un presupuesto mínimo de 3.000 euros), y una deducción aún mayor (del 15%) para las obras relacionadas con eficiencia energética. Asimismo, el Decreto Normativo de Urgencia Fiscal incluye la ampliación del porcentaje de gastos para agricultoras/es, ganaderas/os y elaboradoras/as de vino. En este caso, las deducciones por gastos generales de la actividad se amplían al 40%.

Aplazamientos para autónomos, micro y pequeñas empresas: 56 millones de euros

Finalmente, la Hacienda Foral de Álava establece hasta mayo de 2021 aplazamientos excepcionales de impuestos (Retenciones de Trabajo e IVA), sin garantías ni intereses, para el pago de impuestos. Podrán beneficiarse de este aplazamiento excepcional las personas físicas que realizan actividades económicas, las microempresas y las pequeñas empresas. El pago de la deuda se podrá aplazar y podrá ingresarse su fraccionamiento en seis cuotas mensuales del mismo importe desde julio hasta diciembre de 2021. Aunque no se ha podido medir el impacto de todas las medidas fiscales, al no poder prever el uso que se realizará de la mayor parte de deducciones (nuevas obras e instalaciones, exención de ayudas, etc), sí que se ha podido cuantificar el impacto de los aplazamientos, que se estima en cerca de 56 millones de euros.

Lo más leído
.