Wednesday 17 de August del 2022

EH Bildu acusa al PNV de incumplir sus compromisos con las Entidades Locales en materia de gestión de agua, así como las propias directrices europeas

Actualizada diciembre 11th, 2020 a las 13:54
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

NOTA DE PRENSA

EH Bildu ha acusado al PNV de incumplir sistemáticamente los compromisos adquiridos con las Entidades Locales en materia de gestión de agua, así como las propias directrices europeas. Según ha anunciado el procurador de EH Bildu, Javier Argote, el pasado 24 de noviembre, el Consejo de Diputados decidió aplazar, al menos durante un año, la aplicación de una tarifa única a las entidades que se han integrado a Urbide, el consorcio  impulsado por la propia Diputación Foral. A día de hoy, 76 de las más de 350 entidades gestoras del agua del territorio se han adscrito a este consorcio, en muchos casos, bajo presiones y amenazas.

Todas esas entidades habían recibido una promesa: que en ningún caso, las tarifas a aplicar superarían las que a día de hoy se aplican en Amvisa, la empresa que gestiona el agua en la capital gasteiztarra. Sin embargo, el PNV se desdice ahora de lo suscrito en el convenio y avanza que realizará un nuevo estudio sobre los costes de la prestación del servicio que determinará las futuras tasas. Mientras tanto, cada entidad aplicará una tasa diferente. “Uno de los argumentos más utilizados por el PNV a la hora de presionar a las entidades locales es que tendrán que incrementar las tarifas para poder cumplir las directrices sobre el agua y cubrir los costes del ciclo integral del agua, derivados de las inversiones que han hecho o deberán hacer en el futuro. Ahora vemos que se desdice y que ni siquiera Urbide cumplirá con esas directrices”, ha denunciado el procurador de EH Bildu, Javier Argote.

Y es que Urbide asume que no va a recuperar a través de las tarifas los costes del servicio y la futura amortización de las inversiones previstas, así que el déficit se cubrirá a vía presupuestos forales. De hecho, a día de hoy, Urbide recibe 500.000 euros anuales para su gestión. Aun así, dado que su implantación no responde a ninguna lógica basada en cuencas hidrográficas y las entidades están dispersas por todo el territorio, dos años después de su creación, no es capaz de dar servicio alguno a las entidades que lo conforman. Es más, a día de hoy, Urbide no garantiza ni la prestación de los servicios ni su propia viabilidad a en un futuro cercano.

A juicio de EH Bildu, la propia situación de Urbide ha llevado al PNV a acelerar la disolución de Kantauriko Urkidetza. De hecho, un informe jurídico encargado por el Ayuntamiento de Artziniega asegura que el proceso impulsado desde la gerencia es nulo de pleno derecho porque su procedimiento administrativo no se ajusta a la normativa vigente y la gerencia se ha extralimitado en sus atribuciones. Considera además que el plazo dado a los ayuntamientos para tomar una decisión es totalmente arbitrario. Por eso, tras la decisión adoptada ayer por la asamblea, EH Bildu estudia interponer un recurso de reposición a dicho acuerdo y no descarta recurrir a los tribunales.

EH Bildu defiende que se pueden buscar alternativas a la centralización y a la privatización que impulsa el PNV. Es la conclusión que se puede extraer del estudio de alternativas elaborado por el consorcio de aguas de Rioja Alavesa en el que se planteaba la creación de una hermandad de servicios que garantizaba el control público del agua de la comarca. Sin embargo, el PNV ha apostado por crear una sociedad mercantil que a la postre, significa la privatización de la gestión de un recurso básico como el agua.

Todo ello en un contexto internacional muy preocupante porque se ha abierto de forma definitiva la puerta a la especulación con un bien básico como es el agua. Si bien es cierto que hace años que las grandes empresas gestoras del agua cotizan en bolsa, ahora es el propio agua el que cotiza en Wall Street, como el petróleo o el oro. “En este contexto, apostamos por que las entidades gestoras puedan decidir sin presiones, sin chantajes y que la Diputación Foral de Araba firme con todos los consorcios de agua y entes gestores un convenio técnico-económico de las mismas características que el que se ha firmado con Urbide”, ha añadido Argote.

En ese sentido, Argote ha defendido el modelo de gestión del agua “descentralizado y en manos de las vecinas y vecinos de los pueblos” y ha reclamado a la Diputación Foral de Araba que de “el mismo trato a todos los entes gestores del agua que actúan en el territorio”. Según ha recordado, “este servicio descentralizado y cercano ha funcionado con una relación de calidad-coste más que aceptable y en el que no sólo se controla el servicio sino también las obas e inversiones para realizarlo”.EH Bildu ha acusado al PNV de incumplir sistemáticamente los compromisos adquiridos con las Entidades Locales en materia de gestión de agua, así como las propias directrices europeas. Según ha anunciado el procurador de EH Bildu, Javier Argote, el pasado 24 de noviembre, el Consejo de Diputados decidió aplazar, al menos durante un año, la aplicación de una tarifa única a las entidades que se han integrado a Urbide, el consorcio  impulsado por la propia Diputación Foral. A día de hoy, 76 de las más de 350 entidades gestoras del agua del territorio se han adscrito a este consorcio, en muchos casos, bajo presiones y amenazas.

Lo más leído
.