Sunday 14 de August del 2022

Las residencias para personas mayores y personas con discapacidad ampliarán del 23 de diciembre al 6 de enero las visitas y salidas de sus usuarios

Actualizada diciembre 10th, 2020 a las 16:16
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

Durante el periodo navideño, las residencias para personas mayores y personas con discapacidad de Álava aplicarán una serie de medidas en relación con las salidas y visitas, que “garanticen un mayor contacto familiar”, pero que al mismo tiempo “salvaguarden al máximo posible la vida, integridad y salud” tanto de las personas que hagan uso de estas nuevas medidas, como de quienes deseen permanecer en el centro residencial y de quien trabajan en los mismos.

Así lo ha afirmado esta mañana el diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, tras la reunión de ayer del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) presidida por el lehendakari, Iñigo Urkullu, en la que se adoptaron diferentes medidas de prevención ante la covid-19 para el periodo navideño. El diputado foral ha adelantado que las medidas consensuadas entre las tres diputaciones forales respecto a las residencias incluyen el incremento de las visitas, con dos familiares al mismo tiempo, entre los días 23 de diciembre y 6 de enero.

Durante este mismo periodo de tiempo, las personas residentes podrán salir a sus hogares o a domicilios de familiares para comer, cenar, pernoctar o pasar más días. A la vuelta al centro, se les realizará pruebas PCR y se someterán a un protocolo para la vigilancia y control del virus. Estas salidas especiales quedarán suspendidas si la situación epidemiológica en el municipio de la residencia o en la localidad de destino se encuentra en alerta roja, es decir, tiene una incidencia acumulada a 14 días de más de 500 casos por 100.000 habitantes. “Evitar un mayor sufrimiento psicológico” En opinión de Emilio Sola, tanto las salidas de los centros residenciales como las visitas de familiares a los mismos constituyen “una medida de prevención del sufrimiento y deterioro psicológico” de las personas mayores y con discapacidad y de sus personas allegadas, como consecuencia de las medidas tomadas para prevenir la transmisión del virus.

“Se trata de unas fechas muy especiales y queremos evitar un mayor sufrimiento psicológico a las personas mayores y con discapacidad y también a sus allegados”, ha resumido el diputado foral. El titular de políticas Sociales ha explicado que se trata de una “situación complicada”, puesto que, por un lado, es conveniente facilitar el contacto familiar en estas fechas, que generalmente “son muy importantes para el colectivo que vive en los centros residenciales”, pero por otro lado “hay que tener especial cuidado que la relajación de las medidas no ponga en peligro el durísimo esfuerzo que se ha hecho, que han realizado especialmente las personas residentes y el personal que presta sus servicios en los centros, durante este largo período de tiempo”.

Lo más leído
.