Wednesday 17 de August del 2022

Las Juntas rechazan la propuesta del PP sobre la norma foral para el cambio climático

Actualizada mayo 26th, 2021 a las 11:56
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

NOTA DE PRENSA DEL PP

El Gobierno de la Diputación Foral de Álava, compuesto por el PNV y el PSOE, ha rechazado en el Pleno de las Juntas Generales de Álava la primera norma foral vasca sobre el cambio climático que el PP registró en la cámara foral. Como apuntó en el momento de su registro el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal, la proposición de ‘Norma Foral de Cambio Climático, Transición Energética y Economía neutra en carbono’ convertiría a Álava en el primer Territorio Histórico del País Vasco con una Norma Foral con esta temática, situándola a la cabeza de las administraciones más comprometidas y exigentes en materia medioambiental. Pero el PNV y el PSOE lo han descartado.

El portavoz del PP de Medio Ambiente en la cámara foral, Borja Monje, ha insistido en que “tenemos que recuperar nuestra marca verde que el PNV está echando a perder como se ha comprobado hoy con el rechazo a esta norma foral pionera”. Y es que, como ha recordado Monje, esta Norma Foral suponía un marco normativo que “no depende de una voluntad de gobierno, sino que gracias a esta ley existiría una norma foral que regule el cambio climático en Álava, con independencia de quién gobierne”. Porque, en opinión de los populares alaveses, Urban Klima 2050 y Klima Araba 2050 son “planes de un gobierno, no son una norma foral que regula, obliga y compromete”.

La proposición de ‘Norma Foral de Cambio Climático, Transición Energética y Economía neutra en carbono’ registrada por el PP recogía la bonificación con incentivos fiscales para inversiones que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero, neutralidad en carbono y adaptación al cambio climático; la obligación de que los vehículos forales sean de energías alternativas; la realización de informes periódicos de cambio energético porque “en la actualidad no hay parámetros de medida, ni control y necesitamos una norma que sea homogénea”, ha apuntado Borja Monje. Además, la que iba a convertirse en la primera norma foral vasca sobre el cambio climático perseguía que la Diputación Foral de Álava y todo el sector público destinara un porcentaje significativo de su presupuesto anual a actuaciones con impacto positivo para conseguir la adaptación al cambio climático y la consecución de una actividad neutra en carbono que, en cualquier caso, debería ser como mínimo el 15%.

En este sentido, ha Monje puntualizado que, a través de esta norma foral, Diputación exigiría a los municipios y entes locales que las emisiones de gases de efecto invernadero de los sectores no incluidos en el mercado de emisiones no superen en estos momentos el 30% y el 40% de aquí a 2030, respecto a los parámetros registrados en el año 2005; que el consumo de energía se reduzca en un 20% de aquí a 2025; y el consumo de energía renovable sobre el consumo final sea del 40% para el año 2050.

Además, se proponía que el porcentaje de licitaciones que incorporen criterios de huella de carbono en el sector público de Álava debería corresponder, al menos, al 45% de aquí al año 2022; y el 100% de aquí al año 2023. Para el portavoz del PP de Medio Ambiente en las Juntas Generales de Álava “no se trataba solo de elevar las exigencias con esta norma foral, sino de aprovechar todas las oportunidades” porque esta ley buscaba “generar capacidad para invertir y empleo”.

Lo más leído
.