Wednesday 07 de December del 2022

Ramiro González afirma que su gobierno ha dado respuesta a los problemas de la covid-19 y se ha dedicado a “planificar la Álava de futuro y avanzar hacia ella”

Actualizada julio 6th, 2021 a las 12:08
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

El  diputado  general  de  Álava,  Ramiro  González,  ha  puesto  en valor  la  labor  realizada  en  los  dos  últimos  años  por  el  Gobierno  Foral  que  preside,  que  ha  dado respuesta  “inmediata”  y  “urgente”  a  los  efectos  de  la  crisis  sin  precedentes  provocada  por  el coronavirus, y de forma paralela, ha planificado y puesto en marcha políticas para dar respuesta a los retos del territorio y que suponen “la mayor garantía para el futuro de Álava”.

El diputado general de Álava ha realizado esta mañana un balance de ecuador de la legislatura 2019-2023  tras  el  Consejo  de  Gobierno  Foral  y  coincidiendo  con  que  este  jueves,  8  de  julio,  se cumplen dos años desde la toma de posesión del Ejecutivo foral de EAJ-PNV y PSE-EE.

Durante  su  intervención,  ha  asegurado  que  los  pilares  fundamentales de  la  actuación  del Gobierno  Foral  han  sido  el  liderazgo,  la  colaboración  y  la  estabilidad,  tal  y  como  adelantó  en  su discurso de investidura. “Liderazgo a lo largo de estos dos años a la hora de definir tanto la respuesta inmediata  a  las  consecuencias  de la  crisis  de  la  covid-19  como  las  líneas  maestras  del  futuro  de nuestro  territorio.  Colaboración  con  el  resto  de  instituciones  y  con  el  conjunto  de  la  sociedad,  para sumar entre todos y abordar proyectos que solos no podemos afrontar. Y estabilidad política, que se fundamenta no solo en la mayoría absoluta, sino en la voluntad política de huir de la confrontación, de centrarse en lo importante”. Ha defendido que Álava “ha ganado en atractivo” durante los últimos años, con la suma de proyectos y empresas que han querido instalarse en el territorio. “La covid-19 no nos  ha  parado.  Nos  hemos  ocupado  de  lo  urgente  y  de  lo  importante.  De  resolver  los  problemas inmediatos y de planificar la Álava de futuro y avanzar hacia ella”.

Ramiro González ha situado los tres ejes de la acción del Gobierno Foral en “seguir avanzando en  la  recuperación  económica  hasta  el  pleno  empleo,  mantener  la  hora  de  ruta  ya  marcada  en políticas sociales, y continuar abordando el cambio climático y la transición energética”.

Hoja de ruta en políticas sociales

El  diputado  general  ha  hecho  hincapié  en  las  políticas  sociales  y,  en  concreto  en  la  política  de cuidados. “Las  políticas  sociales  en  Álava  tienen  un  rumbo  claro,  que  se  han  definido  y  han  dado pasos firmes durante estos dos años de legislatura”. Ha citado, en concreto, las dos principales líneas de actuación en este ámbito. Uno de ellos es el programa Etxean Bai dirigido a ayudar a las personas mayores que quieren permanecer en sus domicilios y apoyar la creación de empleo en el sector de los cuidados.

La otra es el modelo de cuidados Gizarea destinado al ámbito residencial y que está centrado en las relaciones entre residentes, familiares y allegado, y el personal de los centros. Son las “columnas vertebrales” del futuro de las políticas sociales del territorio, junto a la apuesta por el modelo público-social que supone la futura residencia Arabarren, que ya está en la fase de construcción.  A ello hay que su sumar el programa Araba a Punto, la estrategia para combatir la soledad no deseada;  el  impulso  del  envejecimiento  activo  y  la  solidaridad  intergeneracional,  y  los  pasos  dados para la puesta en marcha de nuevas plazas para personas con discapacidad, ente otras iniciativas.

Avanzar en la recuperación económica

Respecto al primero de los ejes, la recuperación económica, ha insistido en que “la  capacidad  de recuperación  de  Álava  ha  quedado  demostrada”, como se ha comprobado con los datos de personas desempleadas. “Durante  el  último  año  el  desempleo  ha  descendido  en  Álava  un  16,68%,  frente  al 6,43%  de  la  media  española.  El  objetivo  es  volver  a  un  desempleo  por  debajo  del  10%  y  seguir avanzando hacia el pleno empleo”.

También  la  recaudación  se  está  recuperando,  como  demuestran  los  datos  correspondientes  al mes  de  mayo. “Un  incremento  de  un  40,6%  respecto  al  mismo  periodo  del  año  2020,  lo  que  es  un indicativo claro de recuperación”, ha explicado.

El  diputado  general  ha  detallado  algunas  actuaciones  de  la  Diputación  Foral  en  esta  materia, como la apuesta por una nueva economía basada en la digitalización, y el refuerzo del posicionamiento de  Álava  como  territorio  atractivo  a  las  inversiones.  Desde  2019,  se  ha  facilitado  la  implantación  o ampliación  de  11  proyectos  empresariales.  También  el  apoyo  a  la  creación  de  un  Centro  de Fabricación  Avanzada  de  Automoción,  y  la  colaboración  con  la  UPV-EHU  y  Tecnalia  para  crear  un Centro de Terapias Farmacéuticas Avanzadas.Asimismo, ha puesto en valor el esfuerzo de la Diputación Foral por fomentar la contratación, apoyar  al  comercio y  al  turismo,  incluida  la  hostelería  y  las  agencias  de  viaje,  por  primera  vez.  Una muestra evidente de este esfuerzo: el presupuesto foral destinado a apoyar el comercio y el turismo se ha duplicado este año.

La Hacienda alavesa ha hecho un esfuerzo extraordinario durante este último año, ha recordado el  diputado  general.  “Se  han  movilizado  más  de  300  millones  de  euros  mediante  medidas  que pretendían  dotar  de  mayor  liquidez  a  pymes  y  autónomos  para  poder  afrontar  una  crisis  sin precedentes”.

Tras  poner  demanifiesto  el  buen  funcionamiento  del  eje  logístico  Arasur-Jundiz-Foronda,  ha valorado  positivamente  la  aprobación  de  la  Declaración  de  Impacto  Ambiental  del  tramo  Burgos-Vitoria del TAV, aunque ha vuelto a demandar la “misma celeridad” en abordar la entrada soterrada a Vitoria-Gasteiz. Ha recordado,  asimismo, que el  Ejecutivo foral está trabajando para  definir  el futuro de Aiaraldea de la mano con el Gobierno Vasco y la propia comarca. “Es  el  momento  de  definir  los proyectos tractores que ayuden a la recuperación de una comarca que debe seguir siendo uno de los motores de Álava”, ha asegurado.

Cohesión territorial

Ramiro González se ha referido también al impulso de la cohesión territorial en la que se ha volcado el Gobierno  Foral,  con  avances  “notables” durante  esta  primera  parte  de  la  legislatura. Así,  ha mencionado  la  agricultura  alavesa,  otro  de  los  sectores  que  ha  sufrido  las  consecuencias  de  la  crisis sanitaria. Para paliar la caída de ventas, se han habilitado medidas de choque englobadas en el PlanÀ de  recuperación  económica  de  la  Diputación  Foral  de  álava.  Ha  resaltado  que,  durante  los  últimos años, 118 jóvenes se han incorporado al sector agrario con el apoyo de las ayudas forales.

En  materia  de  infraestructuras  viarias  y  el  transporte,  ha  destacado  as  obras  en  la  N-124  a  la altura de Berantevilla, la N-240, la variante de Saratxo y la finalización de la travesía de Azazeta, entre otras  actuaciones. 

Asimismo,  cumpliendo  un  compromiso  del  Gobierno  Foral,  se  va  a  mejorar  el modelo de subvención de peajes, extendiendo las bonificaciones a partir del próximo 1 de septiembre al tramo de Laudio a Bilbao en la AP-68, igualando en condiciones a los usuarios de la zona de Ayala con los del resto de Álava.

En materia cultural, las  prioridades tras la aparición de la pandemia han tenido que ver con la programación  local  profesional,  el  mantenimiento  de  estructuras,  la  política  museística  y  un  nuevo paquete  de  subvenciones  destinados  al  sector  cultural  y  creativo.  Ha  citado  la  creación  de  Kultura Bizia,  es  decir,  la  adaptación  del  espacio  Iradier  Arena  para  el  sector  cultural;  la  planificación  del proyecto  de  traslado  del  Museo  de  Ciencias  Naturales,  y  el  mayor  impulso  presupuestario  para  el Artium.

Transición energética

El  tercer  gran  compromiso  de  la  Diputación  Foral  va  unido  a  la  nueva  economía  basada  en  la transición energética. “Saldremos  de  esta  crisis  con  un  territorio  más  sostenible.  Esto  también  lo hemos aprendido de la crisis. Álava ha de ser modelo y líder en esta materia”. Para ello, ha mostrado su  compromiso  a  seguir  trabajando  con  el  Ayuntamiento  de  Vitoria-Gasteiz  en  el  proyecto  Mobility Lab,  y  ha  puesto  en  valor  que  la  Diputación  Foral  ha  invertido  más  de  7  millones  de  euros  en infraestructuras ligadas al agua.

En relación a las políticas de cambio climático, el diputado general ha asegurado que Álava “no va  a  perder  el  tren  de  las  energías  renovables”, y ha vuelto a expresar su “máximo  apoyo  a  las renovables dentro de una política de defensa de la biodiversidad”. Así, se han comenzado los trabajos de  la  Estrategia  Klima  Araba  2050 y,  a  través  de  la  sociedad  foral  Enargi  Araba,  se  está  impulsando Ekienea,  la  mayor  planta  fotovoltaica  de  Euskadi,  ubicada  en  Armiñón.  Además, ha  hecho  una mención  especial  al  proyecto  Ekiola,  en  colaboración  con  el  EVE y  la  empresa  Krean,  que  va  a “democratizar el acceso  a la energía”, mediante la creación de seis cooperativas de consumo, con el objetivo de generar de manera distribuida energía eléctrica de origen solar que permita caminar hacia el autoconsumo de la ciudadanía de los núcleos urbanos alaveses. En este contexto, ha asegurado Ramiro González, “cobra más sentido que nunca” la iniciativa de  participación  ciudadana  Araba  Helburu,  un  proceso  sin  precedentes  y  que  tiene  como  objetivo ayudar  a  identificar  los  principales  retos  y  metas  a  los  que  el  territorio  debe  afrontar  para  llegar  a  la excelencia.

Durante  estos  últimos  meses,  y  alineándose  con  la  estrategia  del  Gobierno  Vasco  y  su programan  Euskadi  Next,  la  Diputación  Foral  de  Álava,  ha  asumido  como  propios  los  tres  retos marcados por Europa: la transición digital, la transición energética ecológica y la cohesión social. Un trabajo que ha cristalizado en una veintena de proyectos.

“Estamos  en  el  buen  camino;  la  intensa  labor  del  gobierno  foral  durante  estos  dosaños afrontando  una  crisis  sin  precedentes,  dando  respuesta  inmediata  a  sus  efectos  y  desarrollando  las políticas que den respuesta a los grandes retos de nuestro territorio suponen la mejor garantía para el futuro de Álava”, ha concluido Ramiro González

Lo más leído
.