Thursday 18 de August del 2022

El 750 Aniversario de la Villa quiere reunir este verano a personas de todo el mundo que se apelliden Arciniega

Actualizada enero 28th, 2022 a las 08:02
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

ENCUENTRO DEL APELLIDO ARCINIEGA EL 9 DE JULIO DE 2022

En el marco de la conmemoración del 750 Aniversario de la Villa de Artziniega, la Comisión organizadora del programa de actividades y el Ayuntamiento hacen una convocatoria abierta cara al próximo 9 de julio de 2022 para reunir durante ese día, en la localidad, al mayor número posible de personas de todos los rincones del planeta que lleven el apellido Arciniega. Sabemos que son muchos quienes se acercan hasta nuestro pueblo cada año para conocer el lugar del que es originario su apellido, incluso gente venida del otro lado del Atlántico. De ahí, esta iniciativa para unirlos en una jornada en la que poder confraternizar y descubrir uno de las localidades más bonitas de Euskal Herria.

Según el censo del INE correspondiente a 2020 sobre frecuencia de apellidos en el Estado español, Arciniega se sitúa en el puesto 1.007, con 362 personas con Arciniega como primer apellido y 396 con Arciniega como segundo.

Conocer el origen de su apellido, a otras personas con su mismo apellido, hacerlo ese 9 de julio en torno a un programa de actividades que incluya comida popular o visitas por Artziniega, en definitiva, una oportunidad única. Todas aquellas personas apellidadas Arciniega podrán participar inscribiéndose hasta el 9 de junio en el email Artziniega1272@gmail.com, indicando su nombre, apellidos y lugar de procedencia. Para cualquier duda (alojamiento, programa, etc) podrán contactar con el teléfono del Ayuntamiento, 945 396353 o en el propio email.

El apellido Arciniega toma su linaje del municipio del mismo nombre, un apellido que se extendió, sobre todo, por el Valle de Ayala y pasó una de sus ramas a Burgos, precisamente a Belorado, pero también a Valencia o La Rioja. Un apellido afincado desde hace siglos en Centro y Sudamérica, en especial países como Méjico, donde precisamente un natural de nuestra Villa y con el apellido de la misma, se hizo un nombre como arquitecto. Hablamos de Claudio de Arciniega (1526-1592), autor del proyecto de la catedral de la capital mejicana, la mayor de la nación. En Méjico hizo, además de los citados, más trabajos como la iglesia del convento de la Concepción o del Marqués, la reparación de la catedral vieja, el Hospital Real de los Indios y el de Convalecientes, las fuentes y los puentes de la ciudad. En 1593 se le designó con el título de «maestro mayor por su majestad en toda esta Nueva España (Méjico)».

José Miguel de Arciniega, explorador y legislador mejicano, alcalde San Antonio (Texas), luchó en la guerra revolucionaria mejicana con su padre Gregorio Arciniega y su tío Felipe Arciniega. Lo hicieron como lanceros montados, en el regimiento Álamo de Parras, el cual daría luego nombre a la históricamente famosa misión tejana de El Álamo, sitiada y asaltada por el general mejicano Santa Ana en 1835.

Referencias como decimos al otro lado del Atlántico tenemos a personajes como Germán Arciniegas (Bogotá, 1900-1999), escritor, historiador, periodista y diplomático colombiano considerado uno de los intelectuales americanistas más singulares, bautizado como «el hombre de las Américas», uno de los personajes más críticos con la historia, la cultura y el trato a los indígenas tanto en el periodo de la conquista como en la sociedad actual. O Rosa Arciniega (1903-1999), prestigiosa intelectual peruana, escritora, periodista, una mujer rompedora para su época, feminista, socialista, incluso aviadora, que conquistó a la sociedad española de los años treinta del siglo pasado.

Más cerca en lo geográfico pero más lejos en el tiempo, no podemos olvidar la figura de Pedro de Salazar y Arciniega (1630-1706), Obispo de Salamanca y de Córdoba, además de cardenal. Y sin irnos tan lejos, tenemos nombres como Fidel Arciniega Basterretxea, boxeador de enorme pegada nacido el 7 de diciembre de 1919 en el caserío Iturralde de Sopela. Comenzó a pelear como aficionado en 1940, categoría en la que disputó 31 combates, proclamándose campeón de España de aficionados en la categoría de pesos pesados. Debutó en Nueva York en 1947, consiguiendo una serie de victorias consecutivas tanto en Estados Unidos como en Cuba y Haití. Falleció el 30 de abril de 2000.

Álvaro Arciniega (1894-1949) es otro referente, prestigioso veterinario. Por sus trabajos en materia de mejora genética se le puede considerar el primer veterinario genetista estatal. Sus trabajos se recogen en numerosos artículos y, especialmente, en su libro «La Ganadaría Vasca». No veterinaria pero sí médica es Mabel Arciniega, actual Secretaria General del Sindicato Médico de Euskadi y facultativa en el hospital Alto Deba.

Por cierto, no falta gente de las artes escénicas como la mejicana Elizabeth Arciniega Haag o el estadounidense Max Arciniega, partícipe en series de culto como «Breaking Bad».

Lo más leído
.