Wednesday 17 de August del 2022

Fallece el pintor llodiano Antonio Aldama Tejada

Actualizada julio 14th, 2022 a las 08:02
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

A la edad de 88 años, el reconocido pintor llodiano, Antonio Aldama Tejada, nos ha dejado. Su funeral será mañana, a las 19h, en la parroquia San Pedro de Lamuza de Llodio. No hay servicio velatorio.

Antonio Aldama Tejada nació en la localidad alavesa de Llodio en el año 1934. Desde muy joven compaginó su vida profesional con el arte de pintar. Observaba y analizaba todo cuanto veía. Visitaba atentamente museos y exposiciones. Hace cuarenta años Bilbao constituía junto con Barcelona y Madrid, las tres plazas más importantes desde el punto de vista del mercado del arte, y Antonio Aldama formó parte de este movimiento.

Desde su juventud se fogueó en numerosos certámenes de pintura rápida. Llegó a reunir numerosos premios.

Su obra se centró en paisajes. Paisaje rural y urbano entendiendo como tal las vistas panorámicas de poblaciones rurales y calles de las mismas. Como pintor del Natural que fue, recorrió la geografía y eligió aquella parte que él consideraba más interesante, o más emotiva. Pintaba lo que veía, sin alterar la realidad que contemplaba. País Vasco, Salamanca, Segovia, Cantabria, Pirineo, Extremadura, fueron algunos lugares de los que extraía la mayor parte de su obra paisajística. La Ría de Bilbao en la temática de marinas, constituyó un apartado importante y numeroso en su obra general.

La mayor parte de su obra está ejecutada mediante el procedimiento del óleo. El dibujo artístico, limpio y minucioso, es relativamente escaso en el conjunto de su producción. El formato varía desde el grande 120×150 cms. al más reducido de 27×23 cms. Aún cuando mantenía en todas ellas una alta calidad, posiblemente en las de las medidas medias y pequeñas, es donde lucía su calidad de pintor irreprochable.

Su preferencia por los paisajes húmedos le obligaba a utilizar gamas de color muy matizadas, porque el verde de la hierba, no es igual que el verde del pino, de un roble, de un haya, o un castaño, cada uno exige un verde especifico, sólo por poner un ejemplo. La pincelada corta, sin llegar al puntillismo, era una de sus señas de identidad. Poseía una habilidad innata o adquirida por el oficio para ubicar el caballete de pintor, en el lugar más idóneo, para que la toma fuera original y de calidad. La luz, tan importante en los lugares lluviosos, por cuanto tiende a reducir distancias, volúmenes y perspectivas, la tenía muy en cuenta, con la finalidad de evitar las distorsiones señaladas más arriba. Eran muy escasos sus paisajes nevados. En ellos, sin embargo, alcanza cotas de inusual maestría.

Muy poco amigo de encargos pictóricos que le restaban libertad en temas, medidas y tiempo de ejecución, Antonio Aldama fue un pintor de referencia paisajista en el ámbito nacional.

Antonio recibió numerosos premios entre otros:

– 1973 – ganador del Certamen de Arte Alavés.

– 1974-1976 – participó en numerosos certámenes de pintura y escultura al aire libre a nivel nacional, obteniendo más de 50 galardones.

 – 1976 – 1º premio de las mejores obras de los certámenes al aire libre. (Asociación Artística Vizcaína).

– 1976 – 1ºpremio sociedad artística cultural “Zornotza” de Amorebieta (tema: caseríos vascos)

En cuanto a exposiciones:

– 1976 – marca el inicio de sus exposiciones en Galerías y Salas de Exposiciones. El número de muestras en las que participó supera cumplidamente el número de 100.

Bibliografía

– Arte Vasco, Editorial Bilboarte.

– Artistas Vascos, Editorial Bilboarte.

– Diccionario pintores Vascos, ediciones Veramar.

– Diccionario de pintores Españoles, Ediciones Dinpe.

– Auñamendi Eusko Entziklopedia

Lo más leído
.