Tuesday 06 de December del 2022

LAB critica «el acoso a la clase trabajadora»

Actualizada noviembre 4th, 2022 a las 11:30
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

NOTA DE PRENSA

El 7 de noviembre de 2022, Aintzane Mendia, trabajadora de Tubacex, tendrá que enfrentarse a una petición de cárcel de 15 meses en un juicio en el que ha sido encausada debido a un montaje policial. LAB hace un llamamiento a acudir a la concentración de apoyo a esta trabajadora convocada por la Plataforma de trabajadores y trabajadoras denunciadas, que se celebrará en Gasteiz, en el Tribunal Provincial de Araba, a las 10:30, coincidiendo con la celebración del juicio.

Esto se suma a las innumerables multas, amenazas y diversas imputaciones desproporcionadas que han tenido que sufrir los y las trabajadores de Tubacex tanto durante la huelga como después de la misma. Aunque aunque se materializan de forma individual, cada una de las sanciones e imputaciones son un ataque directo hacia la lucha colectiva de todos y todas.

Queremos hacer público y denunciar la cuantía de todas las actuaciones que han recibido los y las trabajadoreas en el conflicto de Tubacex, porque han sido muchas las consecuencias económicas y judiciales que han recibido y que siguen recibiendo:

-Más de 25 trabajadores y trabajadoras han recibido multas e imputaciones.

-Se han tenido que pagar más de 25.000 euros en multas.

-7 personas han sido encausadas y han recibido peticiones de cárcel.

-Las multas son de entre 600 y 3.000 euros.

Aintzane Mendia fue detenida el día que estuvo solidarizándose con otras y otros trabajadores imputados en el Juzgado de Amurrio. Los hechos que se le imputan son un nuevo montaje judicial para criminalizar toda la solidaridad que surgió de la huelga de Tubacex. Además, durante la detención desproporcionada e injustificada que tuvo que sufrir, fue lesionada por la forma violenta en la que se la llevaron.

Queremos dejar claro que todo esto no es más que una estrategia de criminalización que se viene realizando desde diferentes poderes para reprimir a todos y todas las trabajadoras que fueron parte activa en la huelga de Tubacex y que defendieron y ejercieron sus derechos para ello.

Y aunque éste sea el mensaje que quieren mandar con todas las actuaciones que estamos sufriendo, represión y más represión, nosotras lo tenemos muy claro: por mucho que intenten criminalizar la lucha obrera, luchar por tu puesto de trabajo y por tus derechos laborales NO ES DELITO. Ante toda la represión: más UNIÓN Y SOLIDARIDAD.

Como ya hemos podido comprobar los y las trabajadoras con la huelga de Tubacex, ante las injusticias la lucha obrera es el único camino.

Por todo ello, pedimos firmemente la absolución de nuestra compañera de todo el proceso judicial al que se va a tener que enfrentar. Y también exigimos que cesen todos los procesos y actuaciones que han abierto contra los y las trabajadoras, a las que responderemos como hasta ahora, con solidaridad y lucha.

Lo más leído
.