Wednesday 01 de February del 2023

La Cuadrilla de Ayala lanza la campaña de sensibilización contra el despilfarro alimentario “Hemen ez dugu elikagairik xahutzen. No despilfarramos”

Actualizada noviembre 30th, 2022 a las 14:07
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

La Cuadrilla  de  Ayala junto junto con los Ayuntamientos de Llodio,  Amurrio,  Ayala, Artziniega y Okondo,y el apoyo de AEKO, Federación de asociaciones de comerciantes de Laudio, Amurrio y Artziniega, y la Asociación de Desarrollo Rural Zabaia, va a poner en marcha la campaña de sensibilización “Hemen  ez  dugu  elikagairik  xahutzen.  No despilfarramos”, en los establecimientos de la comarca de Ayala, dedicados a la venta de alimentos y productos frescos: tiendas de frutas y verduras, panaderías, carnicerías, pescaderías…, y en el canal HORECA, que agrupa hoteles, restaurantes y cafeterías. 

Tirar  comida  a  la  basura  supone  malgastar  recursos  naturales,  generar  residuos, impactos  ambientales  y  pérdidas  económicas,  además  de  las  implicaciones  éticas,  ya que son miles las personas que enferman e incluso mueren cada  día  por una escasa y deficiente alimentación. Sin embargo, en Euskadi, solamente en el comercio minorista de alimentación y canal HORECA se desperdicia una media de 42,5 kg/persona/año de comida, según los datos aportados por el Gobierno Vasco. “Esta campaña de sensibilización contra el despilfarro alimentario es vital para generar una reflexión y un cambio de hábitos en las personas, y también para que den lugar a un mejor aprovechamiento de los alimentos, contribuyendo también al cuidado del planeta de una manera sostenible y eficiente”, señala Encina Castresana, Presidenta de la Cuadrilla de Ayala.

Para dar respuesta a esta realidad, la campaña se plantea los siguientes objetivos:

– Contribuir a reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita de aquí a 2030, meta  12.3  del  Objetivo  de  Desarrollo  Sostenible  12  (Producción  y consumo responsable) de la ONU.

– Impulsar la economía circular en el sector agroalimentario de la comarca.

– Concienciar a la ciudadanía y buscar su participación y compromiso.

– Cumplir con la “Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario”, que entrará en vigor próximamente. La futura ley contra el desperdicio alimentario obliga a los establecimientos que forman parte de la cadena alimentaria a:

* Elaborar    un    plan    de    prevención    de    pérdidas    y    desperdicio,    con    un autodiagnóstico y medidas para minimizar dichas pérdidas y desperdicio.

* Seguir una jerarquía de  prioridades de uso, es decir, el destino que  den a esos excedentes  alimentarios,  será  primeramente  el  consumo  humano,  a  través  de donación  o   redistribución   de  alimentos,  seguido  de  la  transformación  en productos  como  zumos  o  mermeladas.  Y  si  no  fueran aptos  para  el  consumo humano,  se  destinarán  a  la  alimentación  animal  y  fabricación  de  piensos,  uso industrial como residuos, obtención de compost o biocombustibles.

* Las empresas de hostelería deberán ofrecer al cliente envases de uso alimentario reutilizables o compostables, para que pueda llevarse los alimentos que no haya consumido en el local

Además, se fomenta la incorporación de buenas prácticas, como por ejemplo impulsar el consumo de productos de temporada, km0, ecológicos, imperfectos o poco estéticos, así como incentivar la venta de productos con consumo preferente o caducidad próxima, etc. 

A través de esta campaña, la Cuadrilla ofrece a los establecimientos que se adhieran a la misma, apoyo y asesoría para llevar a cabo el plan de prevención e implementar las medidas establecidas en el mismo de acuerdo con lo  que  indica la  ley.

Como aliciente para ayudar a dar el primer paso, se dará visibilidad a los comercios y establecimientos adheridos en las webs y redes sociales de la Cuadrilla y Ayuntamientos.

El  inicio  de  la  campaña  tendrá  lugar  la  segunda  semana  de  diciembre  con  la  visita  de un/a educador/a ambiental que informará de manera individualizada a los comerciantes y hosteleros. Durante el primer trimestre de 2022 se llevará a cabo trabajo interno con los  establecimientos  adheridos:  cuantificación  de  pérdidas  y  desperdicios,  estudio  de alternativas  posibles,  etc. Al  final  del  primer  trimestre  se  dedicarán  dos  semanas  a buscar  la  participación  e  implicación  de  la  ciudadanía,  por  lo  que  los/as  comerciantes adheridos  a  la  campaña  repartirán  entre  sus  clientes  bolsas  reutilizables  (fruterías), túper (carnicerías, pescaderías, etc.) y túper compostables (hostelería), así como boletos para tomar parte en el sorteo de 20 vales de 50€ para consumir en cualquiera  de  los establecimientos adheridos.  

La campaña concluirá con el sorteo y la valoración de la misma. No obstante, esperamos que  esta  iniciativa  no  sea  más  que  un  punto  y  seguido,  y  sirva  para  impulsar  nuevas acciones y colaboraciones entre los agentes sociales del canal HORECA, administración y ciudadanía. Prevenir el desperdicio alimentario  beneficia a nuestro bolsillo, nuestras conciencias y al medio ambiente.

Lo más leído
.