Sunday 25 de February del 2024

La Diputación Foral actualiza el Plan de Emergencias del Territorio Histórico de Álava para adaptarla a los nuevos retos

Actualizada enero 18th, 2023 a las 08:54
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados


La Diputación Foral de Álava ha culminado la actualización del Plan de Emergencias del Territorio Histórico de Álava (PETHA), el documento que define la organización, los medios necesarios y la forma de coordinación con otras instituciones en situaciones de incidente grave, catástrofe, o calamidad pública.
Debido a los cambios legislativos producidos desde que se aprobara el primer PETHA en 2010,
así como a las nuevas vulnerabilidades detectadas en el ámbito de las emergencias, se hace necesario
adoptar un nuevo Plan, de manera que se armonice con la nueva regulación del Plan de Protección Civil
de Euskadi (LABI) d y se recojan las mencionadas vulnerabilidades y riesgos catastróficos potenciales
dentro del Territorio Histórico de Álava, así como la manera de gestionarlas con los medios disponibles al efecto.
Esta modificación responde, además, a la necesidad de asegurar la integración de los diferentes Planes de Protección Civil de distinto ámbito, en un conjunto plenamente operativo y susceptible de rápida integración en el LABI.
Así se han definido la siguiente estructuración de riesgos, atendiendo a los criterios de Protección
Civil:

  • Naturales (Movimientos del terreno. Inundaciones. Riesgos climáticos. Riesgo sísmico. Riesgo volcánico. Riesgo de incendio forestal).
  • Tecnológicos (Manipulación químicos. Actividad industrial y transporte. Radiológicos.
    Contaminación industrial. Inundación por fallo infraestructura).
  • Antrópicos (Asociados al tráfico y transporte público. Riesgos de incendio. Asociados con
    grandes concentraciones. Epidemiológicos. Accidentes y desaparecidos. Carencia de servicios básicos.
    Al mismo tiempo, se han elaborado mapas de riesgos, atendiendo a la clasificación anterior,
    definiendo así tipologías de riesgo y pudiendo marcar estos sobre el terreno, lo que ha posibilitado un cruce de datos al objeto de poder establecer acciones concretas. Este estudio pormenorizado de riesgos,así como la elaboración de mapas de cada uno en cartografía digital, ha posibilitado un estudio pormenorizado del territorio, cruzando datos (riesgos, asentamiento, actividades, etc.), lo que permite disponer de una visión panorámica de los riesgos, al objeto de definir un plan de trabajo futuro sobre planificación, divulgación publica, mejora de respuestas, etc.
    Medidas preventivas y nueva estructura organizativa y de coordinación
    Gracias al estudio de riesgos, ha sido posible enriquecer el apartado de medidas a ejecutar. En este
    apartado se han incluido acciones como la posible planificación urbanística (apoyo en ordenanzas, web acceso lugares remotos, trabajo accesibilidad núcleos población, revisión de hidrantes, procedimientos cascos históricos), así como un Plan de Prevención y divulgación pública, en materia de emergencias y autoprotección. En este último podrán desarrollarse acciones como información y formación a mayores, profesores, escolares, empresas….
    Pero el nuevo Plan no queda ahí. Se ha desarrollado una nueva estructura de Dirección y
    Coordinación ante emergencias, acorde a la realidad, en la cual se han integrado actores como el
    Organismo Autónomo de Bomberos, así como el Centro de Coordinación Operativa (CECO). El CECO
    ha de servir como centro permanente de información, así como también de centro receptor y emisor de alarmas y alertas, gestionado todos los sistemas de información y bases de datos necesarias.
    En el ejercicio de las funciones que se le atribuyen, el Centro de Coordinación Operativa alertará
    o activará según proceda, todos los recursos que estimándose necesarios, pertenezcan a la Diputación Foral de Álava, o bien mediante convenios y/o acuerdos, puedan participar conjuntamente en apoyo dentro del territorio Histórico de Álava.
    Para organizar los Grupos de Acción, se establecerán los necesarios procedimientos internos propios de cada servicio, los procedimientos de trabajo de cada grupo, o los protocolos de interacción entre servicios, así como los convenios o acuerdos con los organismos y entidades participantes.
Lo más leído
.