Tuesday 27 de February del 2024

La Diputación Foral de Álava busca familias con formación para acoger menores con problemas de conducta o de salud mental

Actualizada febrero 17th, 2023 a las 07:41
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

La Diputación Foral de Álava busca familias para acoger a seis menores con problemas de conducta o de salud mental, unas familias que deberán tener una formación específica y serán remuneradas por su labor.

La Diputación alavesa participa en el proyecto piloto del programa Redes AFE (Acogimiento Familiar Especializado) financiado por los fondos europeos y en el que participan cuatro comunidades autónomas: Euskadi, Navarra, Cataluña y Madrid.

El objetivo es que seis personas menores de edad con estas necesidades especiales sean acogidas por familias en Álava, evitando así su institucionalización. En el territorio, alrededor de 130 niños y niñas se encuentran en acogimiento residencial, y hay 18 que podrían beneficiarse de este proyecto.

El diputado foral de Políticas Sociales, Emilio Sola, ha presentado el proyecto acompañado por el director del programa Redes AFE (Acogimiento Familiar Especializado), Josu Gago.

Sola ha explicado que es un planteamiento desarrollado en otros lugares, como Gipuzkoa y países del entorno, «que ha demostrado ser efectivo en la atención a menores de edad con un perfil específico de necesidades especiales».

Estos niños, niñas y adolescentes no pueden vivir con sus familias de origen, pero tampoco lo pueden hacer con una familia de acogida al uso por el desafío que suponen sus dificultades de conducta y adaptación.

A pesar de que en los centros de acogida residencial donde viven reciben una adecuada atención, en la mayoría de ocasiones no pueden tener una atención que dé respuesta a sus necesidades de «reparación emocional».

«Reciben cuidados y atención, pero resulta complicado trabajar con ellos en lo cotidiano las cuestiones emocionales que están a la base de sus dificultades», algo que sí se puede hacer en una familia, ha añadido el diputado foral.

Según ha explicado el director del programa, Josu Gago, en estas familias alguno de sus miembros tiene que poseer una cualificación profesional que le permita desarrollar esta «tarea reparadora» en el día a día de la vida en familia.

Esta cualificación o formación deberá estar acreditada y homologada: diplomatura, licenciatura o grado en Psicología, Educación Social, Magisterio, Trabajo Social, Pedagogía, Psicopedagogía y otras.

Por todo ello, recibirán una retribución acorde con las funciones que van a desempeñar.

Lo más leído
.