Monday 17 de June del 2024

La Diputación Foral adjudica las obras para mejorar las conducciones de Ayala y con ello garantizar el abastecimiento de la comarca a futuro

Actualizada noviembre 21st, 2023 a las 17:52
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

El Consejo de Gobierno, a petición del departamento de Sostenibilidad, Agricultura y Medio Natural, ha aprobado la adjudicación a la empresa Yárritu S.A. la ejecución de las obras de renovación de las conducciones de Amurrio entre las captaciones del Gorbea y la arqueta del alto de Askargan.El presupuesto para llevar a cabo estos trabajos asciende a 3.844.905,67 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 12 meses.
Históricamente, la población de Amurrio se ha abastecido mediante captaciones en los azudes del río Arbaiza y Lekide así como de un bombeo situado en el río Altube, los cuales completaban otras tomas de agua de la cuenca del río Izoria.
Una vez construida la presa de Maroño y las conducciones de agua a distintas poblaciones de Aiala, se fueron abandonando las captaciones históricas, no obstante, el desarrollo de la zona y las situaciones de estiaje justifican la renovación e incorporación al sistema de Maroño de estos aprovechamientos de agua que en su día se otorgaron a la población de Amurrio.
La intervención, contemplada en el Plan Director de Abastecimiento y Saneamiento de Álava 2016-2026, incluye esta actuación desglosada en dos fases. La primera de ellas, ya completada, ha dispuesto una nueva conducción de conexión entre el Alto de Askargan y la ETAP de Izoria.
Con la ejecución de las obras de esta segunda fase, la conducción renovada será conectada a la red que desde el Alto de Askargan llega a la ETAP de Izoria. Así, las aguas captadas podrán ser procesadas en la estación de tratamiento y empleadas también en el abastecimiento a otros núcleos de la comarca, además de Amurrio, reforzando de esta forma la garantía de suministro a las localidades de Amurrio y Llodio, con una importante población y sector industrial.
Para ello es necesario en esta segunda fase abandonar la actual conducción de fibrocemento y disponer una nueva conducción que, debido a la difícil orografía, seguirá un trazado diferente a la original.
La conducción tiene una longitud aproximada de 10 kilómetros y discurre por los territorios históricos de Álava y Bizkaia, cruzando mediante tramos especiales con hincas y perforaciones dirigidas las carreteras A-2522 y A-3616, así como los ríos Altube y Berganza junto con algunos otros arroyos.
La nueva conducción aprovechará en la mayor parte de su trazado la existencia de caminos y pistas forestales para limitar la afección al entorno natural, parte del cual se localiza en la zona límite del Parque Natural del Gorbea.
Precisamente para reducir los impactos se cuidarán especialmente las medidas de protección ambiental, empleando por ejemplo puentes portátiles provisionales para el paso de la maquinaria durante las obras en los cruces de arroyos que no esté previsto cruzarlos con técnicas sin zanja, o la disposición en determinados tramos de balas de pajas en paralelo a la conducción, a fin de evitar la generación de turbidez en el cauce debido a las obras.
Dentro de otras posibles afecciones deberá vigilarse la no afección al cruce con el oleoducto
existente en el entorno de Berganza.Además, se va a aprovechar la zanja de la nueva conducción de agua bruta para instalar en parte de su trazado dos conducciones de agua tratada hacia Lezama y el depósito de Berganza-Berganzagoiti.
Las obras incluirán trabajos de renovación de la captación y estación de bombeo del río Altube y se
aprovechará la misma traza para disponer de la nueva conducción futura de abastecimiento a Baranbio
y la conexión a la red de distribución de Berganza.
En el primer tramo de 560 metros que parte de la captación del arroyo Arbaiza se propone, para minimizar las afecciones ambientales, emplear técnicas de instalación de tubería sin zanja. Para ello, la instalación de la nueva conducción será por el interior de la ya existente. De esta forma disminuye
notablemente la afección ambiental que la sustitución de la vieja implicaría.
La disposición de elementos de control alojada en pozos y arquetas permitirá asimismo poder controlar y llevar a cabo una adecuada gestión del recurso.

Lo más leído
.