Thursday 18 de April del 2024

La Diputación Foral hace entrega al Ayuntamiento de Llodio de los fondos para actuar en el Parque de Lamuza gracias a los presupuestos participativos

Actualizada febrero 29th, 2024 a las 07:46
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

El Consejo de Gobierno ha dado el último paso para llevar a cabo uno de los proyectos que el año pasado salió adelante gracias a los Presupuestos Participativos de la Diputación Foral de Álava. Se ha aprobado una subvención directa de 170.000 para el Ayuntamiento de Laudio, que deberá destinar
esta cantidad a la renovación del Plan Especial del Parque de Lamuza.
Los y las vecinas de la Cuadrilla de Ayala decidieron que éste debía ser el proyecto que formara parte de los presupuestos forales y, con este último trámite, está más cerca de hacerse realidad. Los Presupuestos Participativos de Álava logran así su objetivo de promover la participación directa de los alaveses y las alavesas a la hora de establecer las principales necesidades y prioridades del Territorio y sus Cuadrillas, incluyendo en el presupuesto anual de la Diputación Foral, las necesidades que aglutinen un mayor respaldo social, y realizar un seguimiento de los compromisos alcanzados.
Ahora, entre otros, la Diputación propone la creación de un foro interinstitucional e interdepartamental, con la participación directa del tejido asociativo a través de representantes del Consejo de Cultura y de la asociación Kultuzaleak, así como de otras -tanto asociaciones como personas a título individual- que quisieran participar.
A partir de ahí se realizaría un diagnóstico del estado actual del parque, con un informe en el que se recoja el estado actual de la zona en todos sus ámbitos (botánico, medioambiental, cultural, arquitectónico, histórico, deportivo, de ocio, recreativo, etc.). En este informe se incluirá, asimismo, el
proceso histórico que ha seguido el parque y las oportunidades y conexiones que ofrece su inserción en
un plan estratégico local. Para ello se tomará como base la numerosa documentación existente.
Esta primera fase daría paso a la redacción del proyecto. El nuevo plan deberá basarse en un modelo de co-diseño participado, compartido e interdepartamental; y en un documento de diagnóstico, objetivos y Plan de usos que recopile lo trabajado hasta entonces, de manera que se asegure que la base sobre la que se va a trabajar cuenta con amplio acuerdo y consenso y ha sido realizada tomando en consideración las aportaciones vecinales y asociativas. Sobre esta base, los profesionales seleccionados para realizar el proceso trabajarán sus propuestas.
El proyecto deberá recoger y valorar un cronograma que contemple medidas sencillas e inmediatas para ser implantadas, además de otras dirigidas al medio (5 años) y al largo plazo (10 años).
También deberá recoger un presupuesto orientativo de ejecución de las diferentes acciones e intervenciones, no solo de las referidas a la arquitectura, sino también de las relacionadas con el paisajismo, la señalización, la movilidad, etc.
Tras la primera presentación se realizará un proceso participativo técnico – político – ciudadano, de manera que la elección final sea fruto de ese proceso. En este proceso se ofrecerá la posibilidad de
incluir mejoras, sugerencias o alegaciones al proyecto aprobado, que serán contempladas por el equipo
redactor.Está previsto que para el mes de diciembre todo el proceso haya sido culminado.

Lo más leído
.