Thursday 18 de April del 2024

Un programa busca la mejora en el uso de la medicación por parte de las personas mayores con dependencia que residen en sus domicilios

Actualizada febrero 26th, 2024 a las 11:01
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

La mejora del acceso y utilización de la medicación domiciliaria por parte de las personas mayores con dependencia que residen en sus hogares es el objetivo del programa que impulsan de manera conjunta el Departamento de Políticas Sociales de la Diputación Foral de Álava, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Álava. 

El objetivo es garantizar que las personas beneficiarias, en su mayor parte personas mayores con dependencia que están atendidas por el Instituto Foral de Bienestar Social (IFBS), tengan acceso en cercanía a la medicación necesaria para su tratamiento y hagan un uso adecuado de la medicación, logrando la adherencia al tratamiento, garantizando la seguridad de los pacientes y asegurando su eficacia. Esta labor facilitadora la realizan todas las farmacias del territorio, que están acreditadas para este programa.

El diputado foral de Políticas Sociales, Gorka Urtaran, la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, y la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Álava, Milagros López de Ocáriz, han dado a conocer esta mañana las novedades del programa, que ha introducido diversas mejoras, sobre todo en lo relativo a la ampliación de los colectivos de personas beneficiarias.

Hasta el año pasado, podían ser usuarias del programa las personas atendidas por el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) en el territorio, a excepción de Vitoria-Gasteiz, que tiene su propio convenio de colaboración. Recientemente se le han añadido aquellas que personas de todo Álava que perciben la Pecef, la Prestación Económica para Cuidados en el Entorno Familiar. Esta es una ayuda del IFBS que contribuye a los gastos que se derivan de la atención prestada a una persona con reconocimiento de dependencia por parte de una persona cuidadora de su entorno familiar.

Además, también se han añadido como posibles beneficiarias las personas con discapacidad intelectual, con problemas de salud mental o en situación de exclusión social que residen en pisos y viviendas donde no se presta atención sanitaria de manera habitual.

En la actualidad, más de 1.645 personas utilizan en Euskadi este programa financiado por el Gobierno Vasco. En 2023, se prepararon un total de 67.021 sistemas personalizados de dosificación. Del total de personas atendidas, el 93% son pacientes polimedicados que toman una media de diez pastillas al día. El 42% vive solo en su casa con ayuda domiciliaria y, por la mayor longevidad femenina, el 65% son mujeres. La edad de las personas atendidas oscila entre los 60 y 94 años, y la inmensa mayoría son octogenarias.

En Álava existen 116 oficinas de farmacia, de las cuales 37 están en el entorno rural, además de 8 botiquines atendidos por alguna de estas farmacias. Todas ellas están habilitadas con personal cualificado y formado para la realización del denominado Sistema Personalizado de Dosificación.

Evitar errores y mejorar la adherencia al tratamiento
La intervención de las farmacias es parte fundamental para mejorar la adherencia terapéutica y prevenir olvidos y duplicidades, para evitar errores de medicación  y mejorar la seguridad del paciente con la supervisión del medicamento, y para monitorizar la efectividad de los tratamientos a través del control de los blísters retornados con tomas sin administrar.

La oficina de farmacia que elige la persona gestiona la medicación, prepara semanalmente los blísters desechables y se los entrega a cada paciente, persona cuidadora o familiar, quienes retornan los de la anterior semana para que puedan comprobar cómo han sido las tomas. En 2023, en Álava se han preparado 6.756 blísters para su dispensación dentro de este programa.

El diputado foral de Políticas Sociales, Gorka Urtaran, ha asegurado que esta iniciativa se complementa con el “nuevo modelo de cuidados” que lidera la Diputación Foral de Álava, que busca “fortalecer, potenciar y hacer más atractivo el cuidado en domicilio y en el entorno comunitario, que es lo que la mayoría de las personas mayores desean. Esta colaboración con las farmacias nos ayudará a que las personas se sientan más seguras y permanezcan más tiempo en sus casas, si lo desean, como alternativa a acudir a un centro residencial”.

Gorka Urtaran ha resaltado la importancia de que conozcan este programa las personas cuidadoras profesionales y las familiares, “quienes son en muchas ocasiones las que se acercan a la farmacia” y se ocupan de adquirir, conservar y administrar los medicamentos. En este sentido, ha recordado que toda persona usuaria atendida por el SAD o perceptora de la Prestación Económica de Cuidados en el Entorno Familiar (Pecef) que quiera beneficiarse de esta ayuda para el uso de los fármacos puede poner en contacto con su trabajadora social de referencia o con la oficina de farmacia a la que acude de forma habitual.

Por su parte, la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, ha destacado la contribución de este convenio a la adherencia al tratamiento y  a la mejora de la seguridad y efectividad que tiene como fin beneficiar a los y las pacientes y sus familiares. “Esta iniciativa para la mejora del uso de la medicación en personas atendidas por los servicios de ayuda domiciliaria responde al modelo de gestión que este gobierno ha desarrollado durante toda la legislatura: poner a la persona en el centro de la acción y actuar en colaboración para atender sus necesidades”, ha añadido

Milagros López de Ocáriz ha recordado que “distintos estudios hablan de que un 50% de la población no es adherente a los tratamientos farmacológicos y que 1 de cada 4 personas ha sufrido algún incidente evitable con el mal uso de la medicación”. Por ello, López de Ocáriz ha puesto en valor este programa “que consigue una adherencia cercana al 100% y una mejor calidad de vida de las personas en su día a día”.

Lo más leído
.