Wednesday 29 de May del 2024

La Diputación Foral creará sumideros naturales de carbono tras la restauración de zonas degradadas en Murga

Actualizada marzo 22nd, 2024 a las 10:37
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

La Diputación Foral continua con los trabajos de  recuperación y restauración de diversas zonas degradadas cercanas a núcleos rurales del Territorio que van a servir  en el futuro como sumideros naturales de carbono. Son unos ámbitos de intervención donde existe presencia de rellenos incontrolados y vertido de residuos, que han provocado una degradación del entorno natural y con zonas donde ha desaparecido la vegetación y existe un grave riesgo de erosión. Concretamente están situadas en Azaceta, Turiso, Orbiso, Peñacerrada, Espejo, Murga, Zalduondo y Asparrena.

Con el objetivo de recuperar estas zonas la institución foral va a acometer una serie de trabajos que tienen por objeto la restauración ecológica de las zonas degradadas. La superficie objeto de esta acción supera las 4 hectáreas y  se ha previsto la realización de  labores de implantación vegetal a base de plantaciones de especies arbóreas y arbustivas autóctonas.

El presupuesto para la ejecución de esta actuación asciende a  59.986,92 euros y es un proyecto cofinanciado al 40% por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER en el marco del Programa País Vasco FEDER 2021-2027.

La intervención proyectada supone también potenciar la capacidad del Territorio como sumidero de CO2 al recuperar superficies degradas para su regeneración como bosque natural. El incremento de los sumideros de carbono para compensar las emisiones de gases de efecto invernadero es uno de los objetivos de mitigación incorporados en la Estrategia Klima Araba 2050 y relacionados con la Meta 4 “Medio Natural y Biodiversidad: Territorio Resiliente y Multifuncional”.

Dada su capacidad para secuestrar o fijar el CO2 atmosférico, estos sumideros de carbono juegan un papel relevante en la lucha contra el cambio climático.

Además, y de forma paralela, el establecimiento de estas medidas de mitigación para aumentar las existencias de carbono en biomasa forestal y suelo conlleva otros efectos beneficiosos, tales como “una gestión forestal sostenible, con la consiguiente mejora de la calidad de las aguas y los suelos y, en general, del medio natural, de manera que constituyen  acciones de adaptación al cambio climático” ha detallado la diputada foral de Sostenibilidad, Agricultura y Medio Natural, Amaia Barredo.

Estos últimos años se ha avanzado mucho en lo referido a la eliminación de escombreras y restauración de áreas con deficientes condiciones ambientales que es preciso restablecer.

Lo más leído
.