Wednesday 29 de May del 2024

Acto de homenaje al gudari Angel Egaña Mendibil en Arrankudiaga

Actualizada abril 26th, 2024 a las 19:37
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados


El 28 de abril, a las 12:30, en la plaza del pueblo Angel Egaña Mendibil, teniente del batallón Padura de la milicia vasca, fue fusilado por los fascistas en 1938 en Valladolid y enterrado en la fosa común nº 7 del cementerio municipal. En 2023 se localizaron e identificaron sus restos y el 14 de abril de 2024 fueron trasladados a Arrankudiaga.

La recuperación de los restos de Angel Egaña Mendibil es un paso muy importante en el trabajo de recuperación de nuestra memoria histórica y, en un momento tan emotivo para la familia y para todo el pueblo, el ayuntamiento de Arrankudiaga-Zollo ha organizado para el próximo domingo, 28 de abril, un acto para que todas y todos juntos podamos ofrecerle un homenaje al gudari de nuestro pueblo.

En el acto tomarán la palabra Julio del Olmo, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Valladolid, Aintzane Ezenarro, directora del instituto GOGORA y Txutxi Ariznabarreta, alcalde de Arrankudiaga-Zolloko.

BREVE BIOGRAFÍA DE ÁNGEL EGAÑA MENDIBIL

Ángel Egaña nació el 22 de febrero de 1914 en Arrankudiaga y, en el censo de 1935-1936, vivía junto a su madre viuda y sus tres hermanos en el caserío familiar del barrio de Otsantzar.


En el año 1936, tras el golpe de estado fascista, se enroló en la Milicia Vasca en la compañía Landarraga del batallón Padura, con el grado de teniente. El Batallón Padura, formado por 300 combatientes de las compañías Landarraga, Basauri, Ondarreta, Iberlanda y Ametralladoras, participó en varios frentes: Elgeta, Ubidea, Gorbea, Durango, Amurrio, etc.


Sin embargo, los combates que tuvieron lugar los días 31 de marzo y 1 de abril de 1937 en el monte Gorbea tendrán, a futuro, consecuencias muy graves para Ángel Egaña. Según cuentan las crónicas de guerra, con la zona del Gorbea en manos de los gudaris vascos, la noche del 31 de marzo, los combatientes del tercio de requetés Virgen Blanca de la IV Brigada del ejército golpista, aprovechando la noche oscura y la niebla, cogió por sorpresa la Cruz del Gorbea y colocaron allí las banderas fascista y requeté. En la mañana del 1 de abril el Batallón Padura volvió a apoderarse de la Cruz del Gorbea y de las banderas del enemigo. En este combate hubo muertos de ambos bandos y, entre los fascistas, un capitán falangista  de caballería adscrito al distrito vallisoletano.


Cuando Bilbao cayó en manos de los golpistas, en junio de 1937, se disolvió el Batallón Padura y los combatientes que quedaban en las diferentes compañías se unieron en la Brigada 156 de la IIIª División como Batallón II.  Se retiran hacia Santander y para el 23 de agosto están en Santoña. Ángel Egaña es detenido por el ejército golpista y, juzgado junto a 24 milicianos el 25 de septiembre en el Caso C-50/37, es condenado a 12 años y un día de prisión.


Pero el 4 de noviembre de 1937 fue trasladado a la prisión vallisoletana de Cocheras de Tranvías. El Juzgado Militar nº 10 de Valladolid reabrió el sumario 1477/1937 y fué juzgado en el Consejo de Guerra del 31 de diciembre. Ángel Egaña, como teniente de la milicia vasca, fue acusado de la muerte del capitán fascista en el combate del Gorbea y condenado a pena de muerte. Se ve claro que la sentencia contra Ángel Egaña fue una cruda venganza por la muerte del oficial golpista.
El 1 de junio de 1938 se le notifica que la sentencia es firme y el 2 de junio fue fusilado a las 6 y media de la mañana en el lugar de Graveras de San Isidro, que utilizaban para las ejecuciones. Posteriormente fue enterrado en la fosa común nº 7 del cementerio municipal de Valladolid.

En 2023 se localizaron e identificaron sus restos y el 14 de  abril de 2024 fueron trasladados a Arrankudiaga.

Lo más leído
.