Saturday 15 de June del 2024

Diputación Foral dispone de 22 pergaminos de la misma biblia original de Quejana,cuya décima parte se subasta en Christie`s

Actualizada junio 11th, 2024 a las 08:04
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

Así lo ha hecho saber hoy la diputada foral de Cultura y Deporte, Ana del Val, que ha estado acompañada por el Jefe del Servicio de Archivo y Gestión Documental, José Antonio Sáenz Varela, la presidenta de la Junta Administrativa de Quejana, Mª Ángeles Isasi y el experto en el Conjunto, Luis Padura.

Sobre la subasta

Lo que se subasta se trata de 64 hojas de pergaminos que, unidos a otros que también fueron subastados en 2016 y 2017, pertenecieron a una biblia gótica elaborada probablemente en la segunda mitad del siglo XIII en un escriptorio monacal aún no identificado (pero descartado en Quejana porque no tenía escriptorio). “Llamar a este documento biblia de Quejana es por tanto una especie de exageración que tiene más que ver con la estrategia comercial de la casa subastadora que con la realidad patrimonial del documento” ha asegurado Del Val, “por lo que nosotros, nos referimos a ello como pergaminos a subasta”.

Esas 64 hojas de pergaminos estuvieron en Quejana entre los siglos XVII y XIX pero no en el Convento sino en la produraduría del mismo (despacho de quien se encargaba de las cuentas en nombre de la priora). Allí se utilizaron como material de oficina (es decir como carpetas para guardar documentación diversa, de forma desencuadernada).

Es imposible determinar cuándo salieron de Quejana (únicamente que fue con posterioridad a 1848. Se puede suponer que algún anticuario reconoció su valor para el mercado del coleccionismo de miniaturas medievales y que, sin embargo, para el procurador no era mas que material desechable.

Actuaciones diputación foral

Desde el conocimiento de la subasta, prácticamente el mismo día que la casa subastadora lo hace público, la Diputación Foral dio orden de realizar una valoración preliminar en primer lugar, un informe oficial que describiera los documentos para poder tomar una valoración final sobre la puja, y también el estudio sobre la posibilidad de detener la subasta por si hubiera alguna capacidad legal de hacerlo en virtud de la Ley de Patrimonio.

Sobre esto último y consultados expertos patrimoniales de Ertzaintza, fiscalía, pero también la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, “si no es posible determinar con exactitud en qué fecha se produjo la salida del bien de España, no es posible tampoco reclamar legalmente su devolución y por tanto parar la subasta” y teniendo en cuenta que la hipótesis principal es que fue antes de 1985 (año en la que se aprobó la Ley de Patrimonio que protege contra estas exportaciones), “poco se puede hacer por esa vía”.

Sobre la puja la diputada foral ha asegurado “que se ha valorado seriamente e incluso ha habido un lógico debate interno desde todas las perspectivas, pero finalmente las razones para no pujar han pesado más sobre las que sí”.

En primer lugar “por el alto precio que conllevaría su adquisición, en comparación con el valor netamente patrimonial”. Un precio “que no se corresponde con el valor puramente histórico y cultural, sino que responde a los precios del mercado del coleccionismo de miniaturas medievales que se escapan al interés de lo público.

En segundo lugar teniendo en cuenta el material concreto: unos pergaminos sobre una biblia originaria de 700 páginas, “es decir, apenas una décima parte”. Además reconstruir esta Biblia como fue en origen “que es lo que podría tener cierto interés patrimonial” es imposible.

A todo esto, hay que añadir que “potencialmente” pueden aparecer otros materiales de mucho mayor interés desde la perspectiva patrimonial del Conjunto Monumental de Quejana “cuestión que hay que tener en cuenta también, en virtud del interés público y el patrimonio de alavesas y alaveses”.

Y por último, una información que se ha conocido hoy mismo, y es que la Diputación Foral, gracias a una entrega de la Junta Administrativa de Quejana, sobre unos documentos que estaban en su posesión y que estaban pendientes de inventariar, restaurar, documentar y poner en valor, es poseedora ahora de 22 pergaminos que pertenecen a la misma biblia original de 700 páginas y cuya ´decima parte se subasta mañana.

Es decir, que además de todo lo expuesto “la institución foral ya dispone de material idéntico o similar del mismo bien artístico original, que pronto podrá exponer al público”. Por lo que, en conclusión, dadas todas estas razones “no es de interés, desde la perspectiva de lo público, intentar hacernos con ese material que mañana sale a subasta”.

Lo más leído
.