Monday 15 de July del 2024

El Museo de Orduña estrena la exposición “Rossell Elexalde: una familia de artistas vasco-catalanes”

Actualizada julio 8th, 2024 a las 12:40
Sin Etiquetas
Autor Otros Artículos Enviar correo. Relacionados

El Museo de Orduña estrena una nueva exposición dedicada a una saga de artistas con vinculación con Orduña: los Rossell-Elexalde con obras del patriarca Lluís Rossell Pesant (1912-1995), grabador a buril, pintor y joyero y de 4 de sus hijos.

Las obras de los cinco Rossell-Elexalde que han llegado a Orduña muestran el producto  su vocación artística con la pintura y el grabado, junto al diseño de joyas, fruto de su actividad profesional como joyeros que diseñaron y produjeron desde sus negocios en Barcelona.

Con esta exposición se quiere dar visibilidad a la figura del artista catalán, pero también las razones por las que tuvo  una especial vinculación con Orduña, relacionadas con la memoria histórica.

LLuis Rossell y Orduña

Llegó a Orduña como prisionero en el antiguo colegio de jesuitas, convertido en campo de concentración franquista. En relación a esto, y gracias a la investigación del periodista vasco, Joseba Egiguren, ‘Prisioneros en el campo de concentración de Orduña (1937-39)’, hemos podido conocer y hacer memoria histórica.

En la prisión murieron 201 reclusos, debido a la falta de comida e higiene. Recientemente se han recuperado un número importante de víctimas anónimas encontradas en el cementerio de Orduña, llegando a ser la mayor actuación de recuperación de restos de víctimas de la Guerra Civil Española de la comunidad autónoma vasca.

Lluís Rossell fue un prisionero privilegiado ya que, como grabador y pintor, pudo estar en una habitación apartada, junto con otros artistas, que realizaban trabajos para el religioso del campo de concentración. La habitación recibió el nombre de ‘El cuarto de la bohemia’ por uno de sus integrantes, Àngel Vidal. De este tiempo se destaca su relación de amistad con el pintor Joan Lahosa, también catalán.

Circunstancialmente, algunos de ellos podían salir de la prisión para realizar algunas gestiones en la ciudad, como la compra de materiales para pintar. En estas salidas conoció a su mujer, la orduñesa Miren Elexalde Uria.

Con ella tuvo ocho hijos. Tres chicas: Ana María, Inés y Mercè, y cinco chicos: Alberto y Jordi, Antonio, Lluís y Manel, los cuatro dedicados al mundo artístico de la pintura y joyería como su padre.

La muestra se puede visitar hasta el 29 de septiembre.

Lo más leído
.